Los laboratorios extranjeros sienten el control de precios | Empresas | Negocios | Portafolio

Los laboratorios extranjeros sienten el control de precios

Afidro, que representa al gremio, dice que este año crecerán medio o un punto menos que el PIB nacional, y que, en parte, esto es por $ 500.000 millones que les cuesta la regulación de precios.

Los laboratorios extranjeros sienten el control de precios

Felipe Caicedo

Los laboratorios extranjeros sienten el control de precios

POR:
julio 02 de 2014 - 01:26 a.m.
2014-07-02

Aunque el aumento de las coberturas y la unificación de los beneficios en los dos regímenes de atención en salud (subsidiado y contributivo) deberían estar configurando un buen momento para el mercado de los medicamentos, la realidad es que este año el sector crecería entre medio y un punto por debajo de la economía en general. Así lo prevé Afidro, que asocia a los laboratorios farmacéuticos extranjeros.

De acuerdo con Francisco de Paula Gómez, presidente de esta asociación, la industria de los medicamentos apenas aumentó su facturacíón en el 2013 al ritmo del PIB (4,3 %) y este año está siendo más cauta en sus perspectivas debido a varios factores, entre los que están la reglamentación en los precios de cerca de 550 productos por parte del Gobierno.

Anota que los cerca de 500.000 millones de pesos que ahorraría este año el Ministerio de Salud por cuenta de ese movimiento los están asumiendo los distintos agentes de la cadena, en especial los laboratorios, aunque también se están afectando los distribuidores mayoristas, operadores logísticos y las propias IPS que antes tenían en la administración de medicamentos un margen para nivelar sus utilidades.

Y aunque se manifiesta a favor de la regulación, Gómez advierte que esta ha tenido un error que atenta contra la sana competencia, pues no distingue entre productos de diferente calidad de una misma categoría. El efecto, añade, ha sido que los que están en el techo tienden a bajar sus estándares para nivelarse en precios, pero los que están por debajo no hacen lo propio.

Anota, además, que indiscutiblemente va a haber “un impacto en las empresas, sean productoras o distribuidoras” y reitera que lo más grave es que las firmas especializadas pueden disminuir sus presupuestos para investigación y generación de nuevos productos.

El presidente de Afidro sostiene que “la regulación es necesaria donde el Gobierno vea distorsiones en el mercado para entrar a organizarlas”, pero critica que su gremio no haya sido escuchado hasta ahora.

Además, dice que el Gobierno deberá ser cuidadoso porque “la euforia inicial de tener unos precios muy bajos y unos ahorros por este motivo puede convertirse en desabastecimiento en alguno de los eslabones que sean incapaces de soportar una fijación de precios excesiva”.

De hecho, asegura que ya han sido enviadas varias comunicaciones al Ministerio de Salud por parte de comercializadores, anunciando que es imposible expender algunos productos al precio fijado.

NEGOCIO CONGELADO

El sector de los medicamentos movió el año pasado 9,1 billones de pesos, de los cuales 4,6 correspondieron a clientes institucionales (entre ellas las ventas hechas al Gobierno y que se regularon) y 4,5 a las ventas al público. Dichas cifras revelan la magnitud de un negocio que, sin embargo, anda estancado, según Afidro.

No obstante, Gómez aclara que no es solo por la regulación de precios, sino por la inestabilidad jurídica que es visible en el hecho de que van tres intentos de reforma a la salud en los últimos cuatro años, y la deslegitimación que han vivido a raíz de cuestionamientos que considera injustos y que en algunas ocasiones provienen del mismo Gobierno.

Según él, Colombia debería seguir el camino de los países que le han dado la categoría de estratégico al sector farmacéutico y facilitar las condiciones para la investigación. Y pone el espejo de Suiza, o Chile y Perú, en Latinoamérica, que han obtenido excelentes resultados a la hora de atraer inversión.

NACIONALES AUGURAN QUE HABRÁ MEJORÍA

Asinfar, el gremio de los laboratorios de medicamentos nacionales, no tiene aún cifras, pero calcula que la regulación que ha afectado a sus colegas extranjeros beneficiará a los colombianos.

Su presidente, Alberto Bravo, recuerda que fueron ellos quienes alentaron al Gobierno para que tomara medidas drásticas ante el “abuso que las multinacionales han hecho en el precio de los medicamentos para enfermedades tan dramáticas como el cáncer o la hepatitis”.

Además, recordó que entre el 2007 y el 2010 estos recobraron al Gobierno cerca de 5 billones de pesos en 19 productos que valían hasta cinco veces lo que costaban en el país de origen.

“Las medidas nos han favorecido porque hay más presupuesto para comprar medicamentos similares” a estos, dijo, a la vez que pronosticó un repunte de la industria local al poder competir con mejores precios.

No obstante, se quejó de que hace falta que el Gobierno saque pronto un decreto para reglamentar la importación de biotecnológicos, que, según él, mantienen un monopolio, y son los de mayor peso en la canasta de medicamentos. Los laboratorios nacionales representan el 68 por ciento de las unidades de los remedios que se consumen en Colombia, pero solo un 32 por ciento de las utilidades.

neslop@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido