Las compañías digitales han comenzado a adaptarse a la nueva tendencia

El mundo es su casa y para hacer su trabajo lo único que requieren es un computador portátil y una conexión a internet.

digital

La idea es que no importa dónde está la 'casa' si están cumpliendo con su labor.

123rf

Empresas
POR:
Cecilia Rodríguez
junio 27 de 2017 - 03:47 p.m.
2017-06-27

Son los nómadas de nuestros tiempos, más conocidos como 'nómadas digitales', para quienes el espacio laboral no tiene nada que ver con oficinas u horarios.

(Lea: Las razones por las que IBM y Apple le está poniendo fin al trabajo remoto

El concepto ya tiene su propia definición etimológica: 'los nómadas digitales' son individuos que aprovechan la tecnología para trabajar a distancia y vivir un estilo de vida independiente, viajando por el mundo. Esa vida tiene algunos requisitos.

(Lea: Poca confianza de los jefes, el mayor reto del teletrabajo en el país

Uno de los más importantes es tener un negocio propio. Como a menudo sólo permanecen en un lugar durante unas semanas o meses, también necesitan servicio de internet fiable, visas flexibles, sitios para vivir y espacios de trabajo.

Generalmente, una buena cafetería es suficiente para ese último propósito. Compañías digitales han comenzado a adaptarse a la tendencia. Ya hay muchas que les permiten a sus empleados trabajar desde casa.

La idea es que no importa dónde está la 'casa' si están cumpliendo con su labor. Una encuesta de Gallup en febrero muestra que cada día hay más empleados que trabajan en remoto con muy buenos resultados.

El aumento en los números de trabajadores remotos se atribuye a los avances tecnológicos, a un mercado de trabajo en transformación y al aumento de vuelos baratos.

Los segmentos de la población que alimentan esos números son los miembros de la generación milenio interesados en tomar tiempo libre de trabajos tradicionales y los baby boomers que gozan de recursos financieros y flexibilidad.

"¿Si uno puede estar en alguna parte experimentando el mundo desde un sitio bello, desafiándose a sí mismo, creciendo profesionalmente, disfrutando una comunidad de gente que piensa parecido y conectándose con la localidad y su gente, qué nos detiene?" explica Michael Youngblod de 32 años, quien, junto con otro 'nómada digital', Jonathan Kalan de 29 años, fundó la compañía Unsettled, para ayudar a organizar la vida de los nuevos nómadas.

La naciente empresa startup es una de muchas apareciendo en distintas partes del mundo como respuesta a la creciente tendencia a combinar turismo y trabajo como modo de vida, para ayudar a los nómadas digitales a encontrar lugares para vivir y espacios para trabajar en sitios lejanos.

Entre los recursos digitales también aparece 'Nomad List', un sitio web que califica destinaciones de acuerdo a factores como costo de vida, rapidez del internet, seguridad y clima. Roam es una red de propiedades para vivir en grupo en lugares preferidos de los nómadas como Miami, Bali, Madrid, Londres y Florianópolis en Brasil. Igualmente están Remote Year y Hacker Paradise. Amar, un amigo de la familia de 28 años y su novia de la misma edad, por ejemplo, eligieron la vida nómada desde hace cuatro años.

Él es ingeniero informático y creó su propia empresa digital de manejo de finanzas para industrias de limpieza. Ella hace videos de ejercicios terapéuticos. Hasta hace unos días estaban viviendo por un par de meses en Edimburgo y viajando por Escocia. Venían de India donde habían vivido por un año e iban para Colombia sin tiempo definido.

Colombia, con Medellín a la cabeza, es uno sitios populares en el mapa de los '
nómadas digitales'.
"En una tarde reciente en Medellín, Colombia, un grupo de 22
nómadas digitales se reunió para discutir una lluvia de ideas y conocer gente local", escribe el New York Times. "No estaban de vacaciones.

Tampoco se habían encontrado por casualidad. Son parte del programa Unsettled, que organiza experiencias de trabajo de 30 días en todo el mundo para personas creativas, emprendedoras y otros profesionales que buscan combinar trabajo, viajes y redefinirse".

Entre los participantes había gente de Africa del Sur, Francia, Canadá y Argentina, entre otros. La reducción de la delincuencia en la ciudad y el acuerdo de paz con las Farc han alentado un notable aumento en el turismo en la ciudad y la han hecho particularmente atractiva para los nómadas que llegan con sus computadores portátiles y sus teléfonos celulares en mano a disfrutar el estilo de vida paisa.

En blogs y sitios web dedicados al trabajo a distancia y la vida nómada moderna, Medellín se menciona con frecuencia al nivel de las más reconocidas capitales del nomadismo como Chiang Mai, Bali, Budapest y Lisboa. JF Brou, de 29 años, oriundo de Montreal y fundador de una empresa de viajes en autobús para estudiantes internacionales en Canadá, ha vivido en Medellín por tres meses y le dijo al diario Montreal Gazette que eligió la ciudad por su clima templado, bajo costo de vida y sabor latinoamericano.

En el café Pergamino otro canadiense, Benjamín Mayette de 24 años, hace su trabajo de tiempo completo como gerente de medios sociales en su computadora mientras saborea una cerveza colombiana. Está viviendo en Medellín para aprender español por el precio correcto. Paga 180 dólares por mes por una habitación en un ático del barrio el Poblado mientras en Canadá pagaba 550 dólares por algo más modesto.

Cecilia Rodríguez
Especial para Portafolio
Luxemburgo