'No le hace bien al país polarizar la discusión minera'

La directora del Sector de Minería a Gran Escala afirma que por la contingencia de una empresa se está atacando a la industria formal en su conjunto. Resalta el aporte socioeconómico del sector.

'No le hace bien al país polarizar la discusión minera'

Luis Lizarazo/Portafolio.co

'No le hace bien al país polarizar la discusión minera'

POR:
enero 17 de 2014 - 03:09 a.m.
2014-01-17

La directora del Sector de Minería a Gran Escala (SMGE) advierte que, como dirigente del gremio, no debe pronunciarse sobre una empresa en particular, aunque señala que no se puede desacreditar al sector en su conjunto, porque ninguna actividad económica está exenta de sufrir contingencias.

El año pasado fue malo para la gran minería, pero este año también empezó complicado con sanciones y procesos fiscales...

Sí, eso es cierto, pero hay que entender que este sector firmó hace dos años 27 compromisos de autorregulación que se están cumpliendo y a los que se les hace seguimiento. Nosotros nos regimos por dos factores: precios internacionales y aspectos nacionales. Los precios de las materias primas cayeron el año pasado y han seguido haciéndolo y por otro lado, a nivel local, los paros y las huelgas afectaron nuestros resultados.

¿Los contradictores aprovechan los malos momentos para atacar la presencia de la minería a gran escala en el país?

Sí, y esa no debe ser la discusión, porque se desconoce que este es un sector formal, que aporta 2,3 por ciento del Producto Interno Bruto del país; el 18 por ciento de las exportaciones, genera el 17 por ciento de la inversión extranjera directa (IED); aporta el 18 por ciento de las regalías, que el año pasado fueron 2 billones de pesos; paga 1 billón de pesos en impuesto de renta y tiene un plan de inversiones de 7.300 millones de dólares.

No se puede perder el foco, pues es mucha la importancia económica y social que cumple en su conjunto la gran minería en el país.

¿Qué espera para este año?

Pues si el año pasado la producción y las exportaciones decrecieron, este año cualquier mejoría será ganancia. Lo grave es que ya se arranca con la segunda producción (Drummond) suspendida. Los precios externos seguirán su descolgada, porque se acabó el ciclo de precios altos que tuvo 10 años magníficos. Vivimos una época de transición y lo que el país debe hacer es cuidarse como destino de inversión.

¿Cómo se logra eso?

Necesitamos unos planteamientos de política de mediano y largo plazo que manden la señal indicada, porque los recursos los tenemos. Como empresas, nuestros retos son cuidar los costos a través de alianzas público-privadas.

¿Cómo cuidar los costos locales, para no afectar la producción?

Los costos son fundamentales. Un carbón por debajo de 60 dólares la tonelada genera problemas de rentabilidad. Hay muchas exploraciones mineras que están cerrando. Igual con el oro: una onza por debajo de 1.211 dólares, empresa que no sea capaz de producir por debajo, sale del mercado. Con el níquel pasa igual: cuando su producción sube de 6 y 7 dólares por libra, la operación no es viable.

¿Cómo recibe las publicaciones de académicos que cuestionan el aporte de la minería a gran escala?

El entorno es hostil, porque deberían tener una información completa, estadísticamente representativa y con estudios concluyentes. Esas publicaciones se cuidan en hacer la advertencia de “esta investigación está en curso...”. De todas maneras desprestigian en conjunto a una industria que se esfuerza por hacer las cosas bien.

Este año es de elecciones, ¿qué espera al respecto?

Que los futuros dirigentes del país tengan una posición muy clara frente a si quieren acompañar o apalancar parte del desarrollo de Colombia en una renta minería bien hecha, y declararle la guerra a la ilegalidad, que es el enemigo del país. Hay departamentos, como La Guajira, donde Minas representa el 65 por ciento del PIB; en el Cesar, el 50 por ciento. Las voces que llaman a una moratoria minera o al retiro de compañías, es muy importante que terminen la reflexión: ¿De dónde van a salir esos recursos? La riqueza que crea esta industria es vital para pagar finanzas locales y crear desarrollo.

Si las mineras están generando riqueza, ¿por qué esas regiones siguen siendo tan pobres?

Las empresas cumplen con pagar lo que les corresponde, incluso se comprometen más con las comunidades. ¿A quién corresponde invertir eficientemente esos recursos? A las autoridades locales. Es muy importante ubicar la responsabilidad donde realmente se encuentra. El estamento público debe hacer uso eficiente de esos recursos.

Si la minería a gran escala no cumple las metas este año, ¿qué pasa?

Habrá disminución de regalías y de recursos con los que el país cuenta para poder financiar sus programas sociales. En el primer trimestre del 2011 esta industria preveía invertir en los próximos 5 años 15.500 millones de dólares. Ese monto de inversiones se disminuyó en 42 por ciento, a 7.300 millones de dólares. Esa es la realidad.

¿EL SMGE rechaza las medidas tomadas contra Drummond?

No me voy a pronunciar sobre ese caso, pero debo decir que, para la industria formal y la industria legal, unas autoridades de regulación y de supervisión transparentes, oportunas y equitativas son muy importantes.

Pero, ¿está Drummond comprometida con las obras que exige la ley?

La empresa está comprometida con cumplirle al país. El primer perjudicado por no poder exportar es la empresa minera, pero es una gran pérdida para el país.

¿Otras carboníferas podrían asumir esas exportaciones?

Lo veo difícil. Las pérdidas de las 10 millones de toneladas que no se exportaron el año pasado no se recuperaron. Las empresas se organizaron para limitar el desastre.

Jaime Viana Rojas

jaivia@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido