Lego: bloque a bloque hasta lo más alto

Hace tiempo que dejó de ser un juego de niños para convertirse en un espectacular negocio.

Lego se ha convertido en la primera juguetera mundial al superar a Mattel.

EFE

Lego se ha convertido en la primera juguetera mundial al superar a Mattel.

Empresas
POR:
octubre 03 de 2014 - 12:29 a.m.
2014-10-03

No hay muchos gigantes multinacionales que presenten sus resultados en coronas danesas, pero cuando Lego anunció que el primer semestre sus ventas habían alcanzado los 11.504 millones de coronas, las calculadoras empezaron a echar humo. Esa cifra equivalía a unos 2.110 millones de dólares, una cantidad descomunal y que además suponía un resultado histórico: por primera vez, Lego se situaba en cabeza del sector juguetero mundial.

“El resultado del primer trimestre de 2014 es una consecuencia de nuestra capacidad para desarrollar, lanzar y distribuir productos LEGO que los niños de todo el mundo ponen primero en sus listas de deseos”, dijo Jørgen Vig Knudstorp, presidente y CEO del Grupo Lego.

Bloque a bloque, Lego ha escalado hasta lo más alto y ha conseguido destronar a Mattel, el imperio de Barbie, que en el mismo periodo registró unas ventas de 2.010 millones de dólares. Impulsada por el sorprendente y espectacular éxito de la película The Lego Movie y amparada en una amplia variedad de productos, todo son buenas noticias en los últimos tiempos para la empresa danesa.

TODO EMPEZÓ EN UNA CARPINTERÍA

Una fotografía en blanco y negro muestra a siete niños de pie en un jardín detrás de una mesa. Delante de ellos hay juguetes de muchos tipos -carros, trenes y avionetas-, pero todos de madera. Esta es la primera imagen que existe de juguetes Lego, porque cuando Ole Kirk Kristiansen se instaló en 1932 en Bilund (Dinamarca) lo único que tenía entre ceja y ceja era fabricar juguetes de madera.

Desde que la fundó Ole Kirk Kristiansen, sus herederos han llevado las riendas de Lego y la han llevado a evolucionar de un taller de carpintería hasta la multinacional que es ahora, con Jørgen Vig Knudstorp al frente. De hecho, el sello familiar es uno de los emblemas de la juguetera.

Aunque la empresa fue creciendo, no fue hasta después de la II Guerra Mundial, en 1949, cuando comenzaron a fabricar sus famosos bloques de plástico. De colores básicos, fáciles de usar y con infinitas posibilidades, los bloques fueron la base sobre la que Lego edificó su éxito a lo largo de más de ochenta años de historia.

Ahora sus ventas siguen creciendo en América, Asia y Europa y acaban de inaugurar su primera fábrica en China.

ARTE CON LEGO

Incluso a las salas de arte han entrado los bloques de Lego. Actualmente la exposición ‘Art of brick’ del artista Nathan Sawaya muestra en Londres 80 piezas de arte creadas a partir de centenares de miles de bloques de Lego. “Me gusta usar los bloques de Lego como técnica porque disfruto viendo la reacción de la gente ante un arte creado con algo que les es muy familiar”, explica Sawaya en la web de la exposición (Lea sobre el museo que reúne toda la magia del universo Lego).

EFE