LG 'capotea' la devaluación y confía en la Copa América

La venta de televisores reacciona bien desde abril, por la cercanía de la Copa América.

Julio Baek, presidente LG Electronics Colombia.

Archivo particular

Julio Baek, presidente LG Electronics Colombia.

Empresas
POR:
mayo 15 de 2015 - 02:40 a.m.
2015-05-15

El año pasado la compañía LG Electronics logró ventas que superaron 1,5 billones de pesos en Colombia, unos 249.000 millones más que en el 2013.

El país, con un perfil de consumidor amante de la tecnología y más inclinado a renovar sus electrodomésticos, es el tercer mercado en importancia en América Latina para la compañía a nivel global y foco de presentación de las innovaciones. Antes, están Brasil y México.

El comienzo no ha sido fácil para la firma a causa de la devaluación. Ha enfrentado mayor costo por las importaciones, lo que se ha traducido en alzas que rondan el cinco por ciento en los precios de venta al consumidor, dependiendo de la línea, reconoce Julio Baek, presidente de LG Electronics Colombia. El año pasado aumentaron entre 2 y 3 por ciento, advierte.

Un componente del aumento del monto de las importaciones lo ha asumido con ahorro en gastos de administrativos y de mercadeo.

“Crecimos el año pasado y esperamos crecer este año, pero la tasa de cambio nos afecta mucho en las ventas. Es muy complicado”, dijo.

Además, Baek explicó que el consumidor final cree que el precio está subiendo pero eso no es tan cierto.

En el caso de los televisores, es evidente el peso de la devaluación. Aseguró, que sin el efecto Mundial del año pasado, para el consumidor hoy no es prioridad adquirir ese aparato y por eso decide posponer la compra, aunque desde abril se nota alguna reacción en la demanda, dada la cercanía de la Copa América.

En todo caso, sin contar el interés en el fútbol, Baek destacó el atractivo y el potencial del mercado colombiano, porque la penetración del televisor de pantalla plana apenas es del 30 por ciento, y está claro que muchos colombianos están dispuestos a estrenar o comprar uno más grande.

En la línea blanca, que es la que abarca productos como neveras y lavadoras, se detecta un mayor dinamismo en las ventas, especialmente en las primeras.

Cuando el cliente hace estas compras, la preocupación es el ahorro de energía y agua. Se estima que los aparatos con la tecnología actual permiten recuperar la inversión en dos o tres años, comentó.

Además, el ejecutivo hizo el cálculo de que, en promedio, una casa que acondiciona equipos nuevos puede obtener un ahorro de energía que podría ser del 35 por ciento.

Otro fenómeno que se mantiene es que, al lado del crecimiento de la construcción, los colombianos se motivan a cambiar sus electrodomésticos y, dentro de ellos, la nevera es el preferido, según el Presidente LG Electronics Colombia.

AVANZA EL NEGOCIO CELULAR

La marca tiene todavía un camino largo que recorrer en materia de comercialización de celulares, cuya participación todavía es baja.

Los teléfonos inteligentes tienden a ser los líderes del crecimiento, con la migración de los usuarios de tecnología 3G a 4G.

“La gente tiene un conocimiento muy alto de nuestra marca, pero en el caso de celulares estamos en el tercer lugar. En televisores somos el número uno”, señaló.

Como parte de la estrategia de posicionamiento en ese negocio, la compañía traerá a mediados de año un nuevo ‘smartphone’ curvo que competirá en la gama alta.

El ejecutivo Julio Baek dejó en claro que LG quiere atraer clientes con aparatos de alto y medio nivel, porque no le interesa entrar a la guerra de precios que caracteriza a los aparatos de la gama baja.

congom@portafolio.co