Liquidador definió el cronograma
para la venta de Cafesalud

Banca de inversión se encargará de estructurar el negocio. Expertos barajan tres opciones para el proceso. 

Cafesalud

En las clínicas de Saludcoop son atendidos los pacientes de la EPS Cafesalud.

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 17 de 2016 - 10:48 p.m.
2016-03-17

En medio del debate sobre la contratación dentro de la Cafesalud, el equipo liquidador de Saludcoop ya definió el cronograma que seguirá para la venta de esta que es la más grande EPS del país, con 7,3 millones de afiliados.

El punto de partida del proceso será la valoración que se haga de la empresa. El 15 de febrero pasado se declaró desierta una convocatoria para realizarla debido a que no se presentó nadie. Ahora, el liquidador de Saludcoop, Luis Leguizamón le hizo ajustes al cronograma y tiene previsto tener un avalúo interno. Pero además, se hará una nueva convocatoria para un especialista externo, el cual deberá ser elegido en abril.

“Entre junio y julio, como plazos máximos, estimamos finalizar este proceso de valoración”, le dijo Leguizamón a Portafolio mediante un cuestionario por escrito. La intención es que entre agosto y septiembre se efectúe la venta a través de la Bolsa de Valores de Colombia.

Los activos no estratégicos, por ejemplo un parqueadero y un edificio en el norte de Bogotá serán subastados por separado. Sin embargo, algo que debe definir la banca de inversión a la hora de estructurar el negocio de la EPS es si vende la operación de aseguramiento unida a las clínicas, la empresa de medicamentos Epsifarma y demás infraestructura que sea de su propiedad y con la cual les presta servicios a los afiliados, o si separa ambas partes.

Un especialista del sector que pidió reserva de su nombre advirtió que el fraccionamiento podría restar valor, pues no es lo mismo vender un conjunto de clínicas con personal y dotación y sin pacientes, que hacerlo con la demanda asegurada de 7,6 millones de personas. Por demás, se trata de establecimientos que ante la falta de inversión quedaron con tecnología obsoleta.

El otro elemento que entraría en juego es si el comprador es obligado a mantener los contratos con terceros vigentes en la actualidad –entre ellos los que firmó el destituido gerente Guillermo Grosso y que han sido cuestionados–.

Un atractivo en cualquier caso es la cantidad de pacientes, que le darían un flujo de caja cercano a los 400 mil millones de pesos por mes al dueño.

¿Regionalizar la EPS?

Pero al tratarse de una operación gigantesca y dispersa por todo el país, el comprador debería ser una empresa o grupo con una capacidad que pocos poseen. Por eso, la tercera opción según los entendidos sería hacer una caracterización geográfica de los afiliados y fraccionar la EPS por regiones para enajenarla por partes.

La cuarta fórmula, que al parecer no está en consideración, sería que Cafesalud se disuelva y que el Gobierno distribuya sus usuarios entre las demás EPS.

Lo cierto es que hasta ahora no se aprecia entusiasmo entre los actuales operadores nacionales de la salud por entrar a pujar. “No he visto ningún interés entre las EPS, en realidad la mayor parte de ellas lo que quieren es mantener la población actual y atenderla bien sin, desequilibrios financieros”, aseguró Jaime Arias, presidente de Acemi, que agremia a las EPS.

Si bien se han escuchado rumores de que habría un grupo mexicano interesado en hacerse a la propiedad de las clínicas y que el Grupo Sanitas ofrecería por la operación, Leguizamón le confirmó a este medio que no conoce de ofertas.

“En este momento sabemos que es una operación absolutamente compleja sobre la que no tenemos un interés definido”, afirmó por su parte una fuente ligada a Sanitas, que además advirtió que “cada día que pase sin que el Gobierno tome una decisión al respecto, este activo vale menos”.

No obstante, el otro riesgo es que si se apura el negocio puedan sufrirse las consecuencias de la mala imagen que ha cosechado en los últimos días Cafesalud a causa del escándalo por la contratación.

En mentideros se ha escuchado que Carlos Palacino, el expresidente de Saludcoop acusado de conducir al descalabro a la entidad, estaría interesado en hacer una oferta por Cafesalud a través de testaferros. No obstante, Leguizamón asegura que están blindando el proceso para que no ocurra nada irregular.

‘ESTAMOS BLINDADOS’, DICE EL LIQUIDADOR DE SALUDCOOP

¿En qué etapa va la liquidación de Saludcoop?

Luego de finalizadas las auditorías y verificaciones de las reclamaciones presentadas por
los acreedores, se encuentra en la etapa de determinación del pasivo, circunstancia que se debe hacer efectiva a través del ‘Acto de Graduación y Calificación’, que desde la fecha 29 de febrero de 2016 y a través de Resolución 00178 de la misma anualidad fue notificada a los acreedores. Debe surtirse un término legal donde quienes se encuentren en desacuerdo con la decisión del Liquidador, presenten recurso de reposición exponiendo sus razones.

Dicen que Palacino está interesado en comprar Cafesalud a través de testaferros. ¿Sería legal?

No tenemos conocimiento de esto.

¿Cómo blindarse ante esa posibilidad?


Estamos tranquilos, ya que para blindarnos de esta posible situación, estamos definiendo términos de referencia bastante estrictos, con criterios habilitantes jurídicos y financieros suficientemente exigentes a la hora de hacer la selección de los proponentes de compra. Además, este proceso viene acompañado de la supervisión de la Procuraduría General de la Nación y la información del proceso está siendo constantemente exteriorizada a las entidades estatales y a los medios de comunicación.