‘Locomotoras están en peligro’: José Antonio Ocampo

Fueron mal escogidas, mientras que faltan medidas para control de capitales, dice ex Minhacienda.

Archivo Portafolio.co

Mineria

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 09 de 2011 - 02:02 a.m.
2011-05-09

A juicio del economista, ex director de Planeación Nacional y ex ministro de Hacienda José Antonio Ocampo, el plan de gobierno del presidente Santos tiene varios elementos positivos, pero la idea de las llamadas ‘locomotoras del desarrollo’ requiere una revisión.

Minería, vivienda, infraestructura, agro e innovación son los ejes centrales de la meta de generar ‘prosperidad para todos’. En ellos se cifran las esperanzas de mantener un crecimiento sostenible de la economía, generar empleo y competitividad.

Sin embargo, para Ocampo no todo anda sobre rieles. “Lo positivo es que se volvió a poner a la ciencia y la tecnología en el centro, como parte de la estrategia productiva, cosa que no se hacía hace mucho. “Desafortunadamente, la elección de las restantes locomotoras es equivocada”. Ellas deben ser sectores en los que hay innovación y capacidad de impulsar la productividad de la economía”.

Desde esa perspectiva, para el experto, la única locomotora que tendría sentido sería la relacionada con las exportaciones de servicios.

“Soy firme creyente en la agricultura, pero no la veo como locomotora; la infraestructura es esencial, pero tampoco es motor porque su efecto es a largo plazo; y es un grave error poner en ese riel a la minería, que no genera empleo ni tiene encadenamientos productivos en la economía nacional, sin contar con que no necesita incentivos porque está en un gran momento”.

En cambio, para el especialista, “el gran faltante en toda esta estrategia es la industria manufacturera.

Falta una rama manufacturera que tenga capacidad de difundir tecnología hacia otros sectores y de diversificar la oferta exportadora con valor agregado”.

Otro problema que detecta Ocampo y que amenaza con impedir los avances del país en materia de desarrollo es que no hay una decisión real con el tema de la tasa de cambio. “Ese es el problema esencial en este momento, y en los últimos meses no hay ninguna decisión de influir en la tasa de cambio.

Todos los sectores donde se puede diversificar la oferta exportable, diferentes a la minería, requieren una tasa de cambio competitiva. “Pero en el país, entre otras cosas por la influencia de la minería y del exceso de entrada de capitales, se está condenando a la derrota absoluta la idea de las locomotoras”, concluyó el ex ministro.

Siga bajando para encontrar más contenido