Los correos eléctrónicos que enredan a la dueña de Efecty

Luz Mary Guerrero habría acordado con Mossack Fonseca mover ilegalmente grandes sumas de dinero.

Luz Mary Guerrero, representante legal de Efecty.

Luz Mary Guerrero, representante legal de Efecty.

Luz Mary Guerrero, representante legal de Efecty.

POR:
Portafolio
octubre 05 de 2017 - 10:34 a.m.
2017-10-05

“Utilicemos cualquiera de las compañías de Nevada (...). El concepto de la factura es ‘servicios y consultorías en investigación de mercados’ (...) el objetivo es despatrimonializarse en Colombia”.

“El cliente ya sacó algunos dineros (...) lo mejor es hacerlo para un próximo monto, ya que podía ser muy visible ante la Dian”.

Estos son algunos apartes de las decenas de correos electrónicos en los que la reputada empresaria colombiana Luz Mary Guerrero, representante legal de las empresas Efectivo Ltda. y Circulante S. A., habría acordado con ejecutivos de la panañema Mossack Fonseca mover de manera ilegal más de 4,5 millones de dólares que quedaban como excedentes de sus negocios.

(Por caso ‘Panamá Papers’ capturan a la representante legal de Efecty). 

Los mensajes, enviados entre 2010 y 2016, se los cruzaban Juan Esteban Arellano, del bufete panameño; Jorge Sánchez, revisor fiscal contratado por Guerrero, y Sara Guavita, representante suplente de Servientrega.

Según la Fiscalía, todos apuntaban a mover el dinero por medio de falsas asesorías y consultorías con empresas de papel constituidas en paraísos fiscales por instrucción de la propia Guerrero. Hay rastro de movimientos de dinero hacia Panamá y Nevada (Estados Unidos).

“En uno de los correos se pide emitir una factura falsa por consultoría y asistencia técnica en sistemas para Centro América y se da la instrucción de usar una compañía en Panamá para mover 1, 2 millones de dólares. También sacaron plata por Costa Rica e Inglaterra”, le dijo a EL TIEMPO un investigador.

Parte de esta información quedó al descubierto en el llamado escándalo de los Papeles de Panamá, el cual llevó a la Dian, en abril de 2016, a tomarse las oficinas de Mossack Fonseca, que, tal y como lo reveló EL TIEMPO, está representada por Camilo Gómez. Y la Fiscalía empezó a intercambiar información con autoridades de Panamá y a hacer sus propias pesquisas.

Por medio de ese mecanismo obtuvo mensajes electrónicos en los cuales directivos de Mossack les relatan a sus jefes de Panamá reuniones con las cabezas de Efecty cuyo objetivo era “confirmar e iniciar una refacturación por 1,7 millones de dólares con fecha 30 de junio hasta diciembre”. Con el material confiscado y obtenido quedaron judicialmente enredadas Guerrero y otras 12 grandes firmas colombianas que implican a 15 personas más.En el caso de Efecty, para la Fiscalía es claro que incurrieron en falsedades para sacar el dinero del país en más de 50 operaciones ficticias.

LOS CARGOS 

Investigadores le dijeron a EL TIEMPO que el dinero salió de las cuentas de Efectivo Ltda. y Circulante S. A. entre 2010 y 2014. El rastreo hecho por peritos del ente acusador, con apoyo en información de autoridades de Panamá, permitió establecer que luego de salir del país, la plata fue a las empresas fachada, que luego lo giraron a firmas controladas por Guerrero en Panamá y Estados Unidos.

Con esas pruebas, agentes del CTI capturaron a Guerrero este miércoles, a las 11 de la mañana, cuando se encontraba en su oficina en el norte de Bogotá.

La mujer, quien ya pasó su primera noche en un calabozo, será imputada por los delitos de falsedad ideológica en documento privado, estafa, fraude procesal, enriquecimiento ilícito de particulares, lavado y concierto para delinquir.

Fuentes del ente acusador señalaron que además de usar maniobras ilegales para sacar el dinero del país, ella habría incurrido en el cargo de administración desleal –que afecta a sus socios–, pues habría usado su cargo para sacar la plata de la empresa familiar, la cual llegaba a cuentas controladas por ella.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, viajó hasta Panamá y se reunió con las autoridades de ese país y recibió las últimas evidencias que aceleraron el operativo de captura y solicitud de imputación de cargos contra 19 personas.

ENLACE EN COLOMBIA 

Entre los capturados está el ecuatoriano Juan Esteban Arellano Rumazo, representante legal en Colombia de la firma Mossack Fonseca y, según la investigación, el encargado de ofrecer a empresarios del país “un entramado financiero y societario que tenía como objeto vender facturas falsas” para poder legalizar dineros de empresas colombianas.

Arellano Rumazo, quien responderá por los delitos de falsedad ideológica en documento privado, enriquecimiento ilícito de particulares, lavado de activos y concierto para delinquir, se presentaba como un consultor internacional para grupos y consorcios familiares en inversiones financieras e inmobiliarias.

Desde febrero pasado aparecía como funcionario de Vestal Group Family Office, en donde ofrecía servicios para la compra de propiedades en Panamá y Miami, así como asesoría para la consolidación de negocios en ambos países, más Ecuador y Perú.
Investigadores señalaron que el extranjero fue clave para promocionar el esquema de Mossack Fonseca, que funcionó entre 2010 y 2016 en Colombia y por el que se quedaban con entre el 2,5 y el cuatro por ciento del dinero ‘invertido’ por los empresarios.


La firma ofrecía a las empresas la asesoría para crear empresas en Panamá y la venta de facturas con las que se legalizaban operaciones.

El delegado para las Finanzas Criminales, Andrés Jiménez, sostuvo que el ente acusador tiene evidencias de que 14 sociedades colombianas habrían participado a esa forma ilegal “de transferencias de recursos” y que, además de las personas capturadas o citadas a imputación de cargos, hay otros siete casos ya avanzados en los cuales se tomarán decisiones en un corto tiempo.

La evidencia del millonario fraude en Colombia y en otros 100 países quedó al descubierto luego de que una fuente anónima le entregó millones de teras de información de Mossack Fonsseca al Consorcio Internacional de Periodismo Investigativo (ICIJ), el cual trabajó en Colombia lo relacionado con la plataforma periodística Connectas.

Justicia y Unidad Investigación

Siga bajando para encontrar más contenido