Diversificación, clave de Fiduagraria para crecer

Más negocios y el desarrollo de fondos de capital para el agro, algunas estrategias.

Fiduagraria

Luis Fernando Cruz Araújo, presidente de Fiduagraria.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 08 de 2017 - 02:37 p.m.
2017-03-08

Diversificar las líneas de negocios fiduciarios y apostarle a productos como los fondos de inversión colectiva y los fondos de capital privado para el campo, han sido las claves para el crecimiento de Fiduagraria.

Así lo explicó Luis Fernando Cruz Araújo, presidente saliente de la entidad financiera, cuyos activos bajo administración superan los 6 billones de pesos.

El año pasado, los ingresos operacionales de la fiduciaria sumaron 38.625 millones de pesos (63 por ciento más que en el 2015), de los cuales 34.286 millones de pesos correspondieron a las comisiones por sus distintas líneas.

Gran parte del crecimiento corresponde justamente a la diversificación en los negocios.
Hoy, el grueso (58 por ciento) de los ingresos proviene de la fiducia de administración, mientras que hace cuatro años eran apenas el 11 por ciento.

Esa misma proporción era la que en esa época tenían los fondos de inversión colectiva (Fics), y hoy aportan un tercio de las comisiones.

Sobre este punto, el directivo señala que Fiduagraria tiene 950.000 millones de pesos en este tipo de fondos, y los rendimientos a los inversionistas en estos vehículos superaron los 44.000 millones de pesos el año pasado.

El objetivo es seguir creciendo y llegando a más usuarios de la mano del Banco Agrario y de otras entidades adscritas al Ministerio de Agricultura.

De hecho, el banco no solo ofrece los Fics sino otros servicios como las fiducias de garantía y de fuente de pago, dependiendo del perfil y las necesidades de los usuarios.

Por otra parte, destaca que una de las tareas claves ha sido utilizar la experiencia en temas relacionados con el campo para poner las bases de los fondos de capital privado para ese sector.

“Los recursos públicos nunca van a ser suficientes para cerrar las brechas en el campo, y la financiación no siempre es solo por medio del crédito, sino que se necesita capital e inversiones. Por eso, la idea es llevar recursos privados a proyectos que fomenten el desarrollo rural, con retornos de mediano y largo plazo”, dice Cruz Araújo.

Precisamente están administrando el fondo de inversión forestal Colombia y participaron en la cogestión del fondo de capital fértil y un vehículo para pequeños productores con sosteniblidad ambiental.

La clave de estas iniciativas es “obtener impacto social, generar inclusión financiera y social y rentabilidad para los inversionistas”, puntualiza.

Por otra parte, se redujo la participación de la línea de consorcios en la generación de ingresos por comisiones, y hoy pesan apenas el 8 por ciento.

Con estos datos, las utilidades de la fiduciaria terminaron el 2016 en 7.602 millones de pesos.