¿Los vehículos autónomos acabarán con millones de empleos en el mundo?

Así lo advierte la Ocde. Señala que para el 2030 EE.UU. y Europa podrían perder hasta 4,4 millones de puestos de trabajo de chóferes profesionales.

Vehículos autónomos

Vehículos autónomos

Archivo particular

POR:
Portafolio
mayo 31 de 2017 - 08:15 a.m.
2017-05-31

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) instó a los gobiernos a prepararse para la llegada del camión autónomo, porque la pérdida de millones de empleos de conductor puede provocar “trastornos sociales”.

El Foro Internacional del Transporte (ITF), una organización de la familia de la Ocde, ha difundido este informe durante su reunión anual en Leipzig (Alemania), en el que ofrece recetas para la radical transformación que va a suponer en muchos frentes la llegada de los vehículos pesados autónomos.

(Lea: California otorga licencia a Apple para probar vehículos autónomos). 

El documento señala que es necesario diseñar una legislación que regule la circulación de camiones sin conductor y alerta de que sólo en Estados Unidos y Europa podrían desaparecer para 2030 hasta 4,4 millones de puestos de trabajo de chóferes profesionales.

Esta cifra supone cerca del 70 % de los empleos de conductor que la industria prevé que harán falta en ese año.

Los vehículos autónomos “ayudan a reducir costes, rebajar emisiones y hacer las calles más seguras”, subraya el análisis, pero es “necesario” que los gobiernos tomen cartas en el asunto y “regulen la transición”.

El estudio aboga por introducir de forma gradual el camión autónomo, establecer estándares internacionales para este tipo de vehículos, designar expertos que analicen el desarrollo de la transición y seguir poniendo en marcha un proyecto piloto para estudiar la madurez tecnológica de los camiones sin conductor.

(Uber reanuda prueba de vehículos autónomos tras accidente). 

Estas recomendaciones han sido consensuadas por asociaciones de fabricantes de vehículos pesados, empresas de transporte y representantes de los trabajadores, coordinados por un equipo del ITF.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido