Lúmina recolectará 762 toneladas de bombillas usadas

El programa Lúmina busca recolectar residuos de iluminación para evitar que el mercurio se convierta en un agente contaminante. De la iniciativa hacen parte 80 compañías del sector.

El proyecto colombiano es ejemplo para naciones como Chile.

Archivo particular

El proyecto colombiano es ejemplo para naciones como Chile.

Empresas
POR:
noviembre 03 de 2014 - 10:36 p.m.
2014-11-03

El Programa de Recolección Selectiva de Gestión Ambiental de Residuos de Iluminación Lúmina surge como un mecanismo de respuesta de las compañías responsables del sector de iluminación ante la necesidad de recolectar y disponer de forma adecuada los residuos de iluminación una vez terminada su vida útil.

Lúmina está conformada por 80 compañías del sector de iluminación que diseñaron, implementaron y financiaron el programa Selectiva y Gestión Ambiental de los residuos de iluminación en Colombia.

Además de Lúmina, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, ha registrado dos programas de posconsumo de iluminación: Programa Nacional de Pilas de Occidente, que se adhirió a Lúmina a comienzos de 2012 y Nacional de Pilas Central, un programa individual.

Y es que con el uso adecuado de los residuos de iluminación, se evita que el mercurio, material que permite la iluminación en las bombillas fluorescentes, se convierta en un agente contaminante del ambiente. Si las bombillas son botadas a rellenos sanitarios, al romperse se libera el mercurio contenido en ellas, con la probabilidad de contaminar el suelo y fuentes de aguas superficiales y subterráneas.

La cantidad promedio de mercurio que contiene una lámpara fluorescente es de 3 a 5 mg. Si la lámpara se rompe, los vapores de mercurio que emite son mínimos, ya que estos son siete veces más pesados que el aire, por lo que quedaría confinados en un área definida cercana a los pedazos que quedaron.

Las cifras de recolección de bombillas en los últimos tres años han sobrepasado la meta. En 2012 la meta fue de 240 toneladas de bombillas, se recolectaron 254; en 2013 la meta era de 504 toneladas, se recolectaron 562 y en este año la meta es 762 toneladas de bombillas, a la fecha van 350.

Además del cumplimiento de metas en los años 2012 y 2013, los logros planteados y obtenidos para los años en mención fueron planear, diseñar y ejecutar un programa de recolección selectiva de bombillas que vincula la Responsabilidad Extendida del Productor en el marco de la normatividad ambiental, apoyar el desarrollo de los gestores de residuos peligrosos, concientizar y educar a la gente sobre la importancia de separar las bombillas y llevarlas hasta los puntos de recolección y ser referente de países como Chile para la implementación de sus programas posconsumo de iluminación.

PUNTOS DE RECOLECCIÓN

El programa está diseñado para todos. Existen dos canales de recolección, uno residencial en el que sencillamente se empacan las bombillas y se llevan a los centros de recolección, y uno institucional, para el cual se debe empacar y pesar los residuos de bombillas, diligenciar un formato y enviar al correo logisticalumina@andi.com.co, esperar la autorización y asignación del centro de acopio para finalmente ser llevados allí. Para el sector residencial, se han diseñado contenedores ubicados en puntos de fácil acceso en centros comerciales, grandes superficies, torres empresariales y entidades del Gobierno, las cuales están registradas en la página web www.lumina.com.co.

Al sector institucional, al que pertenece la industria, la salud, el educativo, el financiero, y Gobierno, se le han habilitado 6 centros de acopio ubicados en: Bucaramanga, Cali, Bogotá, Mosquera, Medellín y Barranquilla.