Luz verde a Moviired para depósitos y pagos electrónicos

La Superfinanciera aprobó que la firma sea la primera operadora de las sociedades especializadas en estos servicios, también conocidas como Sedpes.

Hernando Rubio, CEO de Moviired, explica cómo será la operación de la compañía como Sedpe, luego de recibir el aval de la Superintendencia Financiera.

Hernando Rubio, CEO de Moviired, explica cómo será la operación de la compañía como Sedpe, luego de recibir el aval de la Superintendencia Financiera.

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2017 - 09:43 p.m.
2017-12-12

Tras varios años de revisiones exhaustivas, la firma Moviired recibió el aval para operar como la primera sociedad especializada en depósitos y pagos electrónicos (Sedpe) en el país.

La Superintendencia Financiera le notificó a la empresa dicha decisión, con la cual espera llegar a millones de colombianos que actualmente no pueden acceder a créditos formales o que no pueden realizar pagos virtuales, al no contar con un producto financiero.

Así lo explicó Hernando Rubio, CEO de Moviired, quien dialogó con este diario tras recibir el permiso de la Superfinanciera.

¿En qué consiste su negocio actualmente?

En los últimos 15 años venimos operando la red de recolección de efectivo, Moviired, en donde conectamos más de 70.000 puntos de venta, desde supermercados grandes, pasando por cadenas de droguerías y farmacias, hasta miles de tiendas de barrio.

No llegamos poniendo aparatos, sino que nos adaptamos al que tenga cada uno y les proveemos la capacidad de integrarse para que vendan lo que vendemos: recargas de celular, giros, pagos de facturas, desembolso de subsidios, etc.

También se pueden comprar productos online en prepago, por ejemplo, Netflix o Spotify, y es que hay un 50% de la población colombiana que ya tienen internet, pero no cómo pagarlos producto en línea. Hoy hacemos más de 30 millones de transacciones al mes, atendiendo a 15 millones de colombianos.

¿Y qué se viene con este aval de la Superfinanciera?

Se trata de una evolución para atender a las personas de menores recursos, sobre todo porque menos del 5% de los comercios recibe pagos digitales, además de que más del 85% de la población no accede a crédito a través de instituciones financieras, es decir, lo hacen por ‘gota a gota’.

Estas personas son invisibles ante los bancos y entidades financieras, por lo cual el Gobierno ha promovido la inclusión financiera y allí es donde entramos nosotros; vale aclarar que no seremos un banco ni competiremos contra ellos.

Nuestro nicho son justamente esas personas ‘invisibles’ que el sistema financiero no puede ver, y en Moviired somos el primer actor en este contexto que tiene el permiso de la Superfinanciera. Esto, luego de unos dos años que llevamos en revisiones exhaustivas por parte de esa entidad, y ya estamos listos para iniciar labores.

¿Cómo será esta operación?

Lo que pasará, ahora que tenemos la luz verde, es que podremos captar, lo que queríamos hacer para prestar los mismos productos que venimos prestando en los últimos años, pero ahora de forma digital. Esto significará ofertarlos más baratos y por una vía más fácil para los usuarios.

Se trata de una solución financiera, no un banco –al que no nos queremos parecer, además que no lo somos–, que funciona por medio a una aplicación que se descarga y se le pide a los usuarios su cédula y fecha de expedición.

Una vez tengamos esos datos, la red crea una cuenta de ahorros digital, sin la necesidad de llevar miles de documentos, pero que sí se revisa con distintas bases de datos para confirmar la veracidad de los datos.

Una vez creada, las personas podrán ingresarle dinero de dos formas: primero, por una transferencia normal, si la persona es bancarizada. La segunda, que es la novedad, es para los que no tienen productos y se hará como actualmente se recarga un celular. Es decir, a través de los puntos de recarga, indicando el monto y que este va a una cuenta de Movii, cuyo número será el mismo del celular.

Después de esto, se podrán hacer todas las transacciones del día a día, además de otras nuevas, como solicitar un crédito formal. Acá es importante resaltar que las Sedpes no podemos intermediar; solo recibimos los depósitos, que deben quedar quietos en el Banco de la República, pues la idea es que sea seguro para la gente. De allí que también tengan un seguro de Fogafín.

¿Y, entonces, cómo será el crédito que darán?

No. Lo que podemos hacer es captar recursos del público a través de depósitos electrónicos, hacer pagos y traspasos, tomar préstamos dentro y fuera del país destinados específicamente a la financiación de su operación, y enviar y recibir giros financieros.

Nuestro manifiesto es hacerle la vida más fácil a quienes la tienen más difícil. En ese orden de ideas, entendimos que el dolor más grande de la gente era no tener con qué pagar la factura el día del pago.

Por esto, daremos también créditos de bajísimo monto, que arrancan con $5.000 y aumentarán una vez las personas mejoren su transaccionalidad en el monedero. La idea es conocer su comportamiento, dándole, de fondo, una mano a los que lo necesitan para, por ejemplo, pagar una factura o un pasaje.

Estos créditos se pueden pedir en cualquier momento en el celular y la idea es ir conociendo al consumidor para graduarlo en crédito.

Y ojalá, a futuro, podamos visibilizar a esas personas ‘invisibles’, debido a que les creamos un historial crediticio y, después, la misma banca lo podrá usar para aprobarles créditos de alto monto.

¿Qué más se podrá hacer con Movii?

El otro dolor de cabeza que resolveremos será que, por ejemplo, una persona podrá comprar en Amazon sin tener tarjeta de crédito.

Esto, porque desde la app se seleccionará la plataforma donde se quiere pagar y Movii genera una tarjeta débito provisional y digital. Será una Mastercard con código CVV (de seguridad), de modo que el usuario podrá ingresar estos datos a la plataforma y podrá efectuar la compra, sin necesidad de solicitar un cupo de crédito, porque solo toma recursos que ya estén en su cuenta.

Nuestra idea es llegar a 4 millones de usuarios en 3 años, y una vez entren en operación las otras Sedpes, creemos que la inclusión financiera nacional podrá llegar al 90%.

Siga bajando para encontrar más contenido