Las inversiones en Maaji y Seafolly serán de hasta US$20 millones

El presidente de la marca colombiana habla de su vinculación al portafolio de marcas de L’Catterton Asia, brazo inversionista de LVMH.

Miguel PIedrahita, CEO de Maaji.

Miguel PIedrahita, CEO de Maaji.

Néstor Gómez/Portafolio

POR:
Portafolio
abril 04 de 2017 - 11:08 p.m.
2017-04-04

Miguel Piedrahita, CEO de la marca colombiana Maaji, explica los alcances del ingreso al portafolio de marcas de L’Catterton Asia. L’Catterton es el brazo inversionista del grupo empresarial LVMH, fabricante de la reconocida marca Louis Vuitton.

¿Cómo es el negocio con L’Catterton Asia?
Creamos la plataforma de moda de playa más importante del mundo por la combinación de dos marcas: la colombiana Majii y Seafolly como firma australiana, presentes en el segmento de moda de playa, en una operación que es orquestada por L’ Catterton Asia, que es el brazo financiero de la zona asiática, del grupo LVMH y Groupe Arnault. Básicamente, se dedica al desarrollo de marcas con potencial global.

¿Qué tienen estas marcas en común?
Se complementan muy bien. No son marcas sustitutas porque le llegamos a consumidoras distintas. Hay que contar dos historias muy contundentes. La historia que cuenta Maaji es conquistar e inspirar a las sirenas reales, como nosotros llamamos a nuestras consumidoras. Y Seafolly seguirá llevando a nivel internacional la cultura del verano australiano. Este es un acontecimiento muy importante porque el Grupo Louis Vuitton, a través de L. Catterton Asia, ve a Maaji con el potencial. Esta es una operación que no tiene precedentes en Colombia. Va a dar la capacidad para que la industria de la moda y confección colombiana tome una visibilidad superior a nivel internacional. Llevamos casi 10 meses en todo el proceso de negociación.

¿Cómo es la transacción?
Es una transacción que no se puede considerar como una fusión, porque técnica ni legalmente hay integración. Seafolly y Maaji se mantienen independientes con sus marcas y los equipos de liderazgo y de trabajo. Creamos una nueva compañía holding, la cual es propietaria del ciento por ciento de las acciones de Maaji y del ciento por ciento de las acciones de Seafolly. Todos los accionistas de las dos suben a esa holding, y debajo están las marcas.

¿Quedan en partes iguales?
Después de esta transacción, L’Catterton queda como el accionista controlante de esa nueva holding para ser propietaria de las marcas. Pero aquí lo que resaltamos es el protagonismo de las dos marcas. La holding sirve para unos propósitos de Gobierno y de consolidación de los resultados financieros.

¿Hay inyección de capital?
Maaji y Seafolly son autosuficientes y generan sus recursos propios para crecer. Los recursos que vengan para capitalización en la holding serán para acelerar los procesos de crecimiento. No hay un monto concreto. De todas maneras, Maaji va invertir cerca de un millón de dólares en fortalecer procesos tecnológicos, lanzar comercio electrónico en Colombia, unos proyectos que ya veníamos trabajando. Dentro de las expectativas que tenemos en este vehículo es que se inviertan entre 15 y 20 millones de dólares, acelerando ese plan de crecimiento en los próximos 12 meses, desde la holding. Queremos que sea un vehículo muy dinámico.

¿Cual es la facturación?
Entre las dos marcas tienen ventas por 150 millones de dólares al año.

¿Cómo es esa presencia de Maaji hoy?
Tenemos varios canales de distribución. Por ejemplo, uno de ellos es el minorista, donde vendemos a cadenas. Tenemos tiendas propias en Colombia y otras franquiciadas en Latinoamérica.

¿Cuál es el mapa de las tiendas?
Son 12 en total, 8 de las cuales están ubicadas en Latinomérica y son franquiciadas. Cuatro en México, dos en Costa Rica, uno en República Dominicana y una en Perú. Y las propias están en Barranquilla, Bogotá, Medellín y Cartagena.

¿En la práctica qué va a pasar?
Vamos a ver tres cosas muy tangibles. Maaji está hoy en 54 países y esto fomentará que aumente su presencia en nuevos mercados de manera acelerada. Igualmente, Maaji se verá de manera mucho más potente en la región que se denomina ‘Australasia’ porque tenemos a Seafolly como aliada que nos va a fortalecer en capacidades de distribución, tanto en Australia como en varios países del sudeste asiático, incluyendo a Singapur. Y vamos a ver una presencia de Seafolly más contundente en América Latina, donde nosotros, por la ubicación y las relaciones somos capaces de abrirle puertas.
Lo tercero es que también podemos compartir algunos puntos de venta. Hoy en día, nosotros insistimos en la importancia de mantener las dos marcas independientes, pero puede que tengamos a Maaji, Seafolly y otras marcas con una propuesta más robusta para la consumidora. Pueden ser marcas que podamos adquirir para crecer más.

¿Ayudará Louis Vuitton a potenciar Maaji?
El negocio concretamente es con L’Catterton Asia que es el brazo financiero que tiene el Grupo LVMH y Groupe Arnault con otros socios, para propósito de crecimiento e inversión en el mundo en marcas con potencial. Eso implica que Louis Vuitton, quizás la compañía que mejor entiende el consumidor en el mundo, irrigue su conocimiento, aunque L’Catterton Asia tiene también experiencia como gestor de marcas.


Siga bajando para encontrar más contenido