Sigue la novela: próxima semana, primer ‘cara a cara’ del caso Mango

Mercadeo y Moda cerró sus 12 tiendas Mango. La española dice que pretendía
que los dos franquiciados desarrollaran su marca y no excluir a M&M.

Mango

Con este mensaje amanecieron el 3 de marzo las 12 tiendas de Mango que administraba la distribuidora colombiana Mercadeo y Moda.

Archivo particular

Empresas
POR:
portafolio.co
marzo 03 de 2016 - 09:54 a.m.
2016-03-03

Luego de que M&M había anunciado un cierre paulatino de sus tiendas que finalizaría en unas semanas, hoy dice que no puede más y anuncia la clausura de los 12 puntos de venta que aún recibían clientes en el país.

La firma colombiana reitera que la casa matriz no le brindó las garantías necesarias para mantenerse a flote y, a pesar que desde hace seis meses le ha comunicado sus inconformidades, "éstas no han sido escuchadas". Asegura que, tras enterarse de que Mango quería romper sus lazos comerciales, le notificó a la española sus intenciones de liquidar el contrato.

Según la distribuidora, la negociación que se inició para finalizar su relación no llegó a buenos términos por conflicto de intereses: la casa matriz quería comprarle los locales a M&M mientras la distribuidora colombiana buscaba que les repararan los prejuicios causados con una suma cercana a los 50 mil millones de pesos.

M&M también señala que Mango ha sido "desleal” al haber estado planeando desde hace un tiempo sacar del mercado a M&M y continuar su expansión de la mano del Grupo Wisa – socio de la española en Panamá y administrador en Colombia de la cadena La Riviera -.

Sin embargo, Mango asegura que dichos señalamientos son injustos. Según la compañía española, desde abril de 2014 estuvo negociando su expansión con M&M y desde junio del mismo año estuvo apoyándolo económicamente para “facilitar su ejecución”.

Sobre la tienda en el centro comercial de Chía Fontanar, la cual se conoció estará bajo la administración del grupo panameño, la casa matriz asegura que le ofreció la franquicia a M&M y, cuatro meses después de que la distribuidora rechazó su oferta, le comunicó la entrada del nuevo franquiciado: Wisa.

Respecto a los tres proyectos de expansión en centros comerciales de Envigado, Barranquilla y Colina, M&M explica que, luego de conocer el ‘mail’ de Mango sobre sus intenciones de ruptura, Alejandro Uribe pide claridad a la casa matriz sobre lo que ya les había prometido: darles los puntos de venta en aquellos centros comerciales. Tres días después la casa matriz de España les informa que los puntos de venta estarían a cargo de Wisa.

“M&M ya había dirigido cartas de intención a esos centros comerciales contándoles de las aperturas planeadas con la casa matriz”, le aseguró una fuente de la parte colombiana a Portafolio.co

Mango asegura que sus intenciones eran que M&M operara en los centros comerciales más relevantes – donde ya está presente – mientras que La Riviera abriera los nuevos. “El objetivo, explicado en los correos que les enviamos notificándoles a ambos de las asignaciones, era que los dos franquiciados tuvieran un peso equivalente”, asegura la española.

Por ahora, el próximo 9 de marzo las dos partes se verán en la Cámara de Comercio de Bogotá para intentar conciliar y revisar las peticiones de M&M que, entre otras cosas, pide una indemnización de 44 mil millones de pesos por daños causados.

Este es el paso legal obligado para poder interponer una demanda contra la casa matriz, una intención que sigue latente para M&M.

LAS TIENDAS QUE SE CIERRAN

La medida de cierre incluye las 4 tiendas ubicadas en Bogotá (centro comercial Santafé, Megastore Santafé, El Retiro y Titán Plaza), las 2 en Medellín (centro comercial El Tesoro y Santafé), la tienda de Barranquilla (centro comercial Buenavista), y los 4 outlets ubicados en Bogotá, Medellín y Cali.

En total se cierran 8 tiendas (la semana pasada había sido cerrada la tienda del centro comercial Unicentro en Bogotá) y 4 outlets.

M&M habilitó un programa de atención al consumidor a través de una página web y activará puntos de atención desde este lunes 7 de marzo hasta el viernes 15 de abril.

Sobre los inventarios que quedan tras los cierres, fuentes de M&M le confirmaron a Portafolio.co que les serán devueltas a la casa matriz "pues ellos son los dueños de esas unidades".

Según dichas fuentes, la distribuidora colombiana era un agente comercial de la marca y en las condiciones contractuales de la alianza que alguna vez firmaron se especificó que las existencias no vendidas podrían ser devueltas.

La española ya está al tanto de la devolución.

'FUGA DE TALENTOS'

M&M acusa a La Riviera S.A.S. de la pérdida de más de 20 empleados –que – según la colombiana, han recibido ofertas directas por parte de Wisa- y el “padecimiento” de más de cuarenta y cinco vacantes “producto de la desorganización de la que ha sido víctima la sociedad colombiana”, asegura M&M.

"Varios de estos empleados desempeñaban funciones claves para la operación de las tiendas y los establecimientos en Colombia y han hecho parte de un proceso de formación de varios años por parte de Mercadeo y Moda”, añade.