Mercadeo y Moda busca indemnización de
Mango por $ 44 mil millones

La casa matriz no estaría interesada en negociar dicha cifra, lo que motivaría una demanda por parte de la firma colombiana.

La Riviera Mango

En el correo, la casa matriz también habría expresado su interés porque Wisa se encargara de las nuevas aperturas de la marca en el país.

Archivo Portafolio

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 02 de 2016 - 07:39 a.m.
2016-03-02

En la mañana del miércoles se conoció que Mercadeo & Moda (M&M) radicó ante la Cámara de Comercio de Bogotá una solicitud de conciliación, como paso previo que exige la ley, antes de interponer una demanda por competencia desleal contra la casa matriz de Mango.

En dicha solicitud, la colombiana pide que la española la indemnice con 44 mil millones de pesos por los daños causados. La reunión se daría el próximo 9 de marzo en las instalaciones de la Cámara.

Sin embargo, fuentes consultadas por este medio aseguraron que, aunque el Grupo Uribe (dueño de M&M) tiene una actitud conciliatoria, la casa matriz española no está de acuerdo con la cifra que le exige la compañía colombiana.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, se radicaría una demanda en contra de la casa matriz por parte de M&M, que contaría con un texto y un contenido similar al de la solicitud de conciliación, dijeron portavoces de M&M, es decir que el texto ya radicado desarrolla los mismos argumentos.

EL CORREO QUE DESATÓ LA PELEA

En un mensaje de correo electrónico quedó consignado el supuesto plan de la firma española Punto Fa (dueña de la ropa Mango) de quitarle a Mercadeo y Moda (M&M) la representación de esa marca en Colombia para dársela al grupo panameño Wisa.

Solo que el mensaje que iba para Wisa se fue por equivocación con copia a M&M, que ahora lo tiene como prueba para iniciar un litigio por competencia desleal.

Oficialmente, los españoles le venían proponiendo a M&M (del Grupo Uribe, de Colombia) compartir la marca con Wisa y repartirse la presencia en centros comerciales, así como evaluar periódicamente los resultados para ver si cada socio conservaba o perdía esa presencia.

Pero en el mensaje de los españoles a Wisa del 21 de julio del año pasado, que por error llega a M&M, la intención es otra: ir sacando poco a poco a M&M del negocio.

Así, en el mensaje enviado por Tony Batllo, gerente de Expansión de MNG (Mango) a Alexandra Alfaro, de Wisa, se lee: “Mango reitera el compromiso de que todas las nuevas tiendas en el país las abra Wisa, pero también insiste en la conveniencia para Mango, sus clientes y Wisa, de que la ruptura con el Grupo Uribe no sea dramática y que la entrada en el país sea pausada”.

Y más adelante señala: “El Grupo Uribe seguirá operando las tiendas actuales mientras se desarrolla el plan con Wisa”.

Al ver este mensaje, para M&M se aclararon las dudas que tenían por hechos que se venían presentando.

Por ejemplo, estaban negociando la entrada a nuevos centros comerciales y, cuando los posibles acuerdos estaban muy adelantados, se encontraban con que había un intento, por otro lado, de negociar la entrada de la misma marca al mismo centro comercial.

De hecho, hasta habían acudido a los españoles a quejarse, como queda registrado en este mensaje del 18 de julio del año pasado. En él, Alejandro Uribe, de M&M, le dice a Tony Batllo: “Venimos negociando una serie de locales con más de seis meses de antelación donde hemos hecho un esfuerzo en conjunto con todas las marcas para obtener las mejores tarifas y ubicaciones en los centros comerciales”.

Uribe se refiere a tres proyectos en centros comerciales, “Envigado, Barranquilla y Colina”, y advierte que a su parecer “se está generando una competencia desleal al intervenir por parte del otro franquiciado en negociaciones ya finalizadas; me parece que Mango no debería tolerar dicho comportamiento”.

Sobre uno de estos locales, tres días después Batllo le dice al grupo Wisa que esa misma semana le confirmará “al Grupo Uribe que solo Wisa está autorizado a negociar un espacio adecuado en el c. c. Colina para abrir un Megastore. Apertura prevista septiembre 2016”.

Cuatro días después de que M&M recibió el mensaje que originalmente iba para Wisa, Pedro Uribe, cabeza del grupo colombiano, rechaza formalmente la propuesta de Punto Fa para expandirse mediante varios franquiciados.

En el mensaje a Batllo, Uribe dice que dicho plan, que contempla repartir la presencia en centros comerciales, y las evaluaciones periódicas, “riñe con la legislación colombiana y la buena fe contractual. Los términos propuestos hacen que el negocio deje de ser rentable y crea un desorden en el mercado”.

Y concluye que, “en particular, manifestamos nuestra discrepancia y falta de conformidad con la propuesta de incluir un tercero en el territorio colombiano, con el cual estaríamos obligados a compartir nuestros negocios en Colombia”.

‘ABUSO EN CONTRA’

Al rematar su mensaje, Uribe señala: “Por último, esperamos que estas opiniones encontradas no generen un abuso en contra nuestra en la ejecución de las relaciones comerciales”.

Este martes, ante la pregunta de si el contrato previo con M&M contemplaba la presencia de más de un representante en el país, portavoces de la firma española contestaron que “Mango no acuerda exclusividad en prácticamente ningún mercado importante”.

Según los voceros, la razón de tener más de un franquiciado en estos mercados estratégicos “es la de aprovechar las capacidades de negociación de espacios, la experiencia en determinados canales y poder ofrecer a cada franquiciado la posibilidad de diversificar sus inversiones”.

REPUTACIÓN EN JUEGO

“Nuestra reputación en el mercado de los centros comerciales (CC) está siendo cuestionada ya que hay desinformación por parte de los CC sobre el manejo de Mango en Colombia”, afirmó el presidente de M&M, Alejandro Uribe, en una carta a Mango del 18 de julio del 2015. El directivo agrega que por más de 10 años se han comportado como unos franquiciados comprometidos y éticos, lo que debe valorar la firma europea.

Con información de Economía y Negocios ET