Mantener inversión será el motor del crecimiento económico

Desde la óptica del Itaú BBA, el segundo banco más grande de América Latina, Colombia crecerá 3,8 % este año, mientras que para el 2014 estima 5 %. Ilan Goldfajn, economista jefe de la entidad, señala que otra clave es la buena gestión del auge de las materias primas.

Mantener inversión será el motor del crecimiento económico

Archivo Portafolio.co

Mantener inversión será el motor del crecimiento económico

POR:
mayo 02 de 2013 - 10:44 p.m.
2013-05-02

Colombia está en el grupo de países con mejor salud en América Latina. El banco brasileño Itaú, el segundo más grande de la región, espera un crecimiento de 3,8 por ciento este año y de 5 por ciento el próximo.

No obstante, los retos siguen relacionados con la administración del auge de las materias primas, el mantenimiento de las altas tasas de inversión y que el dinamismo se transmita más a los ciudadanos. Sobre este y otros temas, Ilan Goldfajn, economista jefe del Itaú BBA, habló con Portafolio.

¿Cómo América Latina ha enfrentado las dificultades del entorno internacional?

Creo que la crisis en la región no se ha sentido tanto y es mucho menos grave de lo que parece. Por ejemplo, Perú crece 6 por ciento, México avanza 3,5 por ciento y en el caso de Colombia hubo una desaceleración, pero creció 4 por ciento el año pasado, y eso no está mal. Creo que la región está relativamente bien en medio de una economía global que está atravesando un crecimiento bajo.

Pero el crecimiento va a dos velocidades…

Si, veo un grupo de países creciendo relativamente bien, como Perú, Chile y Colombia, que tienen tasas de inversión relativamente altas, y es justamente eso lo que mantiene las economías creciendo en el mediano plazo. Pero también hay otras que tienen desafíos aún mayores, como sucede con Brasil, que necesita un incremento mucho mayor en la inversión para acelerar el crecimiento en los próximos años. Y, el otro grupo es el de Venezuela y Argentina, que tienen grandes desafíos con su política económica, principalmente que haya menos incertidumbre.

¿Cuáles son los principales riesgos que afronta la región?

Hay varios, pero se pueden clasificar en externos y domésticos. En el primer caso, lo principal es si la crisis continúa y provoca más recesiones, o si Europa no sale de esa situación; pero también está el riesgo de que la economía de China tenga un aterrizaje brusco. Eso es lo más importante, y de hecho el año pasado estábamos mucho más preocupados por las mismas causas, pero creo que ya estamos saliendo de eso.

¿Y a nivel interno?

Hay que manejar las economías con los mecanismos domésticos disponibles. Hay unos flujos de capitales fuertes, gracias a la minería y el petróleo en el caso de Colombia, la soya en Brasil. Aún hay precios altos de los commodities y eso genera una discusión sobre cuáles deben ser las mejores políticas para continuar creciendo. Hay que saber administrar ese buen momento, y de la mejor manera posible.

¿Qué estimación tienen de los precios del petróleo?

Nuestras proyecciones hablan de 110 dólares por barril en el caso del petróleo tipo Brent, lo cual está en línea con los fundamentos del sector para este año. Si cae por debajo de los 105 dólares, los países de la Opep muy seguramente reducirían la producción, y el bajo crecimiento global hace difícil que el precio esté por encima de los 115 dólares.

En Colombia hay un debate relacionado con la existencia de la enfermedad holandesa. ¿Qué opina?

Lo que estamos viendo es una economía que crece y se desarrolla, pero tiene dolores del crecimiento, que están relacionados con la tasa de cambio. Pero creo que siempre es posible tener un crecimiento compatible con el desarrollo de la industria petrolera y minera. No creo que Colombia tenga enfermedad holandesa, la vemos muy saludable, con algunas cuestiones para resolver en el corto plazo, pero lo importante es que su foco sea generar productividad y crecimiento.

La tasa de cambio ha sido uno de los dolores de cabeza. ¿Qué más puede hacerse para enfrentar la situación?

Hay varias posibilidades, lo que más se está usando es las intervenciones en el mercado con la compra de dólares; eso sirve para acumular reservas y se evita una apreciación exagerada. A eso se le puede sumar una política fiscal contractiva para generar ahorro, y esa es la combinación más fuerte. Aparte de eso, hay otros países que aprovechan que tienen recursos naturales y crean fondos soberanos para ahorrar y usar esos recursos en un futuro. Hay otras medidas como los controles de capital, pero lo que hemos visto es que genera muchas dudas y no resulta efectiva en el corto plazo.

Desde su óptica, ¿cuáles son los retos para mantener el crecimiento?

Debe estar en la capacidad de continuar invirtiendo y de tener un crecimiento inclusivo, es decir, que le genere beneficios a toda la población; en los últimos años la pobreza ha disminuido y eso tiene que continuar. En el caso de la economía colombiana, vemos que está entre las de mayor potencial de crecimiento, con altas tasas de inversión, relativamente abierta y que, en general, lo está haciendo bien. Estimamos que este año crecerá 3,8 por ciento, y 5 por ciento para el 2014.

LOS MERCADOS ESTÁN AVANZANDO A MENOR RITMO

Mientras que los mercados de acciones en Estados Unidos alcanzan máximos históricos, las bolsas de varios países latinoamericanos, entre ellos Colombia, no han sentido contagio de dicha situación.

Goldfajn señala que "durante la crisis, las bolsas norteamericanas cayeron mucho más y las latinoamericanas mostraron más solidez. Pero ahora, que estamos viendo una recuperación en la economía estadounidense y en sus empresas, esto se ve reflejado en los mercados. En América Latina, los precios ya están elevados y no tienen tanto espacio para mejorar, como sucede en Estados Unidos".

Siga bajando para encontrar más contenido