Marcas Gucci y Guess irán a los estrados judiciales

La compañía italiana llevó a los estrados judiciales a la marca americana acusándola de una ‘imitación estudiada’.

Esta es una tienda de la italiana Gucci.

Archivo Portafolio.co

Esta es una tienda de la italiana Gucci.

POR:
abril 04 de 2012 - 12:11 a.m.
2012-04-04

Gucci y Guess son dos de las marcas más cotizadas de la industria de la moda internacional, pero ese no es el único punto en común que comparten la marca italiana (Gucci) y la estadounidense (Guess), pues ambas tienen un nombre y un logo bastante parecidos.

Esa similitud fue la que llevó a la empresa italiana -hoy propiedad de PPR- a demandar a su competencia americana, aduciendo que realizó una “imitación estudiada” de su conocido logotipo y de su diseño, lo que inducía a engaño a los clientes.

La demanda presentada en un tribunal de Manhattan, en Nueva York, cuantifica en 221 millones de dólares los daños para Gucci por la supuesta mercancía copiada por Guess.

En el proceso, los abogados de Guess aseguran que no se trata de ningún tipo de engaño o imitación, y que sus productos en ningún caso pueden crear confusión en los clientes o dañar la reputación de la firma demandante.

Según Louis Erderer, abogado de la firma -que además ha acusado al grupo Marc Fisher, que fabrica las zapatillas de Guess- se trata de un complejo y masivo entramado para hacerse con los diseños más emblemáticos de Gucci.

“No hay ningún intento de copia o de engaño”, afirmó por su parte Darren Saunders, encargado de representar a Marc Fisher en los tribunales.

Se prevé que el juicio se extienda por lo menos dos semanas más. Hace unas semanas, la justicia neoyorquina dio la orden para que se investigaran cuatro diseños en los que podría haber algún tipo de parecido ilegal entre ambas marcas.

No es la primera vez que las emblemáticas marcas llegan a los tribunales, pues en 2009 se enfrentaron también por la venta de accesorios con logos que presuntamente eran “estudiadas imitaciones de la marca registrada de Gucci”.

Como se recuerda, la italiana llevó a la estadounidense a los estrados judiciales porque supuestamente había plagiado las rayas verdes y rojas características de esa firma, y el patrón de entrelazado de la letra ‘G’.

Y reclamaba que la demandada había vendido productos por 166 millones de euros copiándose de las grafías.

Al margen de la nueva disputa judicial entre Gucci y Guess, y a pesar de la dificultades económicas en varios países desarrollados, los consumidores ricos están impulsando el sector del lujo y muestra cifras positivas.

Por ejemplo, Gucci reportó en los últimos tres meses de 2011 un aumento del 22 por ciento en las ventas.

Y es que, hasta el momento las principales marcas de lujo del mundo han informado que no han sentido, el impacto de la crisis.

Siga bajando para encontrar más contenido