Una iguana disciplinada

La posición de caja del grupo Ecopetrol continua en altos niveles de solidez, que le permite enfrentar escenarios de volatilidad.

Ecopetrol

Durante los dos últimos años fuimos capaces de enfrentar la turbulencia en los precios del petróleo.

Archivo Portafolio.co

Empresas
POR:
Portafolio
julio 06 de 2017 - 08:09 p.m.
2017-07-06

Los accionistas de Ecopetrol y todos los colombianos han recogido los frutos del proceso de transformación de la empresa, que le permitió enfrentar con éxito la caída de los precios del crudo con una férrea disciplina de capital.

(Lea: Las válvulas ilícitas, otro drama para las petroleras

La primera demostración de esa transformación, en la que primó la protección de la caja, empezó con el pago de dividendos realizado en abril por cerca de 1 billón de pesos, como reflejo de los resultados positivos obtenidos en 2016.

(Lea: Moody’s reafirmó la calificación de grado de inversión de Ecopetrol

Ahora hay un segundo resultado: Ecopetrol prepagó de manera anticipada un crédito sindicado con la banca internacional por 1.925 millones de dólares, casi 6 billones de pesos.

(Lea: Ecopetrol subastará el 90% de GLP que produce en el país

Este crédito fue contratado con ocho bancos, contemplaba intereses semestrales a una tasa Libor + 140 puntos básicos y amortización al vencimiento en 2020.

El pago anticipado de esta obligación, que es el prepago de deuda más alto en la historia de Ecopetrol, le generará a la Empresa menores pagos de intereses por cerca de 500.000 millones de pesos entre el 2017 y el 2020.

El endeudamiento del Grupo Empresarial Ecopetrol registrará una disminución de 11,5%, al pasar de cerca de 17.000 millones de dólares a 15.000 millones de dólares.

Los indicadores de deuda mejoran frente a la generación de caja de la compañía (Ebitda). Por ejemplo, el indicador Deuda bruta/Ebitda pasa de 2,6 a 2,3 veces. Esto hace más sólida la promesa del plan de negocios al 2020 de mantener este indicador en un nivel inferior a tres veces.

Los indicadores de endeudamiento son una variable fundamental para mantener el grado de inversión por parte de las calificadoras de riesgo y dotan a la compañía de una mayor flexibilidad financiera.

La operación es el resultado del plan de ajuste, eficiencia y ahorro llevados a cabo en todo el Grupo Empresarial.

Los ahorros alcanzaron 1.500 millones de dólares, en dos años, lo que contribuyó a cerrar el primer trimestre de 2017 con más de 17 billones de pesos en caja.
Con este prepago, la caja para el cierre del primer semestre continuará por encima del rango de seguridad de la empresa.

La transformación se tradujo en que Ecopetrol tiene equilibrio de caja a precios considerablemente inferiores a los registrados del pasado. En 2017, con escenarios de precios del Brent cercanos a 50 dólares por barril, Ecopetrol producirá caja suficiente para pagar dividendos a sus accionistas, financiar sus planes de crecimiento por cerca de 3.000 millones de dólares, y prepagar el crédito mencionado por casi 2.000 millones de dólares.

Quizás lo más importante es que la posición de caja del grupo Ecopetrol continua en altos niveles de solidez, que le permite enfrentar escenarios de volatilidad en los precios del crudo y mantener el ritmo de inversión para las oportunidades de crecimiento orgánico, así como materializar potenciales oportunidades de compra de reservas petrolíferas.

La buena salud financiera de la Empresa también se refleja en los análisis de las firmas calificadoras que coinciden en que los ahorros estructurales y nuestro objetivo de producir barriles rentables van en la dirección adecuada.

Moody’s y Standard & Poor’s mantuvieron la calificación de grado de inversión, mientras que esta última firma subió un escalafón la calificación individual de la Empresa y mejoró la percepción de liquidez de ‘adecuada’ a fuerte, lo cual está soportado en una estructura de costos baja.

Ecopetrol fue una de las pocas empresas petroleras del mundo que registró utilidades durante los cuatro trimestres de 2016 y el primero de 2017, y obtuvo el primer lugar en el ranking de reducción de costos y eficiencias de la industria global de petróleo y gas realizado por la consultora Wood Mackenzie.

Los resultados de un crecimiento rentable se materializarán en el futuro y la disciplina de capital continuará siendo un pilar fundamental de la estrategia de la compañía para asegurar que la inversión de los recursos sea eficiente.

Durante los dos últimos años fuimos capaces de enfrentar la turbulencia en los precios del petróleo. Hoy tenemos una empresa más competitiva, con mejores indicadores de deuda y una caja fuerte.

Estamos listos para una nueva etapa de crecimiento y para continuar generando valor a nuestros accionistas y a todos los colombianos.

María Fernanda Suárez L.
vicepresidente Corporativa de Estrategia y Finanzas de Ecopetrol.