En materia de café se ha perdido la credibilidad

El análisis semanal de Anif se centró en tres puntos que han llevado a la crisis estructural del sector.

POR:
agosto 28 de 2012 - 03:21 a.m.
2012-08-28

“Durante los últimos cuatro años, la caficultura colombiana ha estado en crisis. Si se recuerdan producciones históricas de 12 a 14 millones de sacos, Colombia, en este tiempo, solo ha registrado un promedio de 8 a 9 millones de sacos.

“Actualmente, el país ha caído al cuarto lugar de la producción mundial, con solo el 6 por ciento, frente al tradicional 15 a 20 por ciento que nos aseguraba el segundo lugar”.

La apreciación es de Sergio Clavijo, director de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), en su informe semanal entregado ayer.

El diagnóstico de lo que Clavijo llamó ‘crisis cafetera e institucionalidad’, lo centró en tres aspectos: la magnitud y las razones del colapso cafetero del periodo 2009 a 2012, el desplazamiento geográfico de la caficultura y los cambios en la institucionalidad.

Acerca del primero, dijo que al no cumplirse con los compromisos comerciales, se ha perdido credibilidad frente al mercado mundial y como razones expuso los deseos de los caficultores de cambiar de actividad, debido al alto costo de sus tierras, los costos laborales y parafiscales, y un querer regresar a la variedad caturra.

Como segundo aspecto de la crisis, el director de Anif destacó la importancia que ha venido ganando el sur del país (Tolima, Huila, Cauca y Nariño), donde los temas de orden público se han deteriorado de forma simultánea.

Como fortalezas, Anif destacó un menor valor de la mano de obra y la producción de cafés especiales bajo condiciones productivas ‘limpias’.

El tercer aspecto relacionado por el gremio está en la fortaleza que cobró una mayor transferencia del precio externo hacia los productores, del 83 al 95 por ciento; sin embargo, considera como de alta susceptibilidad la propuesta de incrementar la cuota parafiscal cafetera, precisamente, el detonante de varias marchas de cultivadores. “La difícil situación requiere repensar la institucionalidad”, concluyó.

TIENDAS J. VALDEZ IRÍAN CAMINO A LAS UTILIDADES

Este puede ser el primer año en el que las tiendas Juan Valdez muestren utilidades, aunque la compleja coyuntura local e internacional se constituye en un desafío adicional para la cadena. Así lo señala un análisis de Anif en el cual se advierte que los resultados del primer semestre de este año “dan para ser relativamente optimistas”.

Procafecol, como se llama la empresa que opera las tiendas Juan Valdez, elevó sus ingresos operacionales en 17 por ciento anual, a 56.000 millones de pesos. Actualmente, la cadena tiene en operación 134 tiendas Juan Valdez y otras 46 distribuidas en Ecuador, Chile, Estados Unidos, España y Panamá.

A juicio de Anif, la relación entre gastos y ventas muestra una ligera reducción.

Siga bajando para encontrar más contenido