Mazda ahora acelera con la importación de vehículos

Una nueva firma comercializará la marca japonesa en Colombia.

Mazda arrancó operaciones en Colombia en 1983.

Archivo Portafolio.

Mazda arrancó operaciones en Colombia en 1983.

POR:
mayo 23 de 2014 - 03:15 p.m.
2014-05-23

Tras el cierre de la ensambladora de la Compañía Colombiana Automotriz (CCA), a finales de abril, y para convertirse en importador, la marca japonesa Mazda tendrá una nueva empresa en el país.

Se trata de Mazda de Colombia, firma que centralizará la importación, venta y servicio posventa de la marca de carros asiática.

La nueva empresa también comercializará autopartes y accesorios para los vehículos Mazda que se importen al país.

La nueva firma será dirigida por el presidente de la CCA, Fabio Sánchez Forero, quien se desempeñó como líder hasta anuncio del cierre de la planta de ensamblado de esta marca en el país,.

Mazda de Colombia será una empresa cuyo capital provendrá en un ciento por ciento de Japón.

Mazda arrancó operaciones en Colombia en 1983, a través de la CCA, que se encargaba de suministrar a la red de comercialización las unidades ensambladas en la planta de la capital del país.
De ahora en adelante, la encargada de importar los automóviles desde las plantas de Mazda en Japón,Tailandia y México será Mazda de Colombia.

"Hemos desarrollado de manera constante nuestro negocio en Colombia durante los 31 años desde que el ensamblaje local se inició en 1983 . Como resultado, la fuerza de la marca en la mente de consumidor ha aumentado", dijo desde Hiroshima (Japón) el gerente de ventas de Mazda Corporation, Yasuhiro Aoyama.

NUEVO LANZAMIENTO

Además de modelos como Mazda 6 (conocido en Japón como Atenza) y Mazda CX -5, que ya están a la venta, la 'nipona está planeando lanzar al mercado colombiano el Mazda 3 (Axela en Japón), cuya producción comenzó recientemente en México.

Otros modelos que vende la empresa en Colombia son CX-5, BT-50, Mazda2 (Demio en Japón), Mazda MX-5 (Roadster) y CX-9.

La compañía coloca en el país unas 9.000 unidades que representan un 3 por ciento del mercado, que se estima en 300.000 unidades anuales.
El año pasado la CCA facturó 421.163 millones de pesos y registró pérdidas netas por 73.384 millones de pesos.

Las dificultades comerciales con Venezuela y Ecuador, y la alta competencia de las importaciones de México son algunas de las causas del cierre de ensamble de vehículos Mazda en Colombia.

El cierre de la ensambladora de la CCA acarreó la pérdida de 500 puestos de trabajo directos y 2.000 indirectos. Estos últimos se generan en la cadena de producción automotriz.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido