McDonald’s concentra sus esfuerzos en el empleo juvenil

La compañía diseña una estrategia para articular esfuerzos que le garanticen a esta población avanzar en el mercado laboral. 

Lyana latorre, directora Senior del departamento de Corporate Social Engagement de Arcos Dorados Latinoamérica.

Lyana latorre, directora Senior del departamento de Corporate Social Engagement de Arcos Dorados Latinoamérica.

Mauricio Moreno/Portafolio.

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 23 de 2017 - 12:10 a.m.
2017-03-23

La posibilidad de que un joven sin ninguna experiencia, ni recomendación, sea aceptado o entrenado para desempeñarse en un restaurante, ha sido una de las particularidades que por años se le han reconocido a la cadena McDonald’s.

(Lea: Proveedor de lechugas de McDonald’s quiere llevar su producto a otras latitudes)

Siempre ha estado en su ADN y por eso Arcos Dorados, la firma que maneja la operación de la marca en 20 mercados latinoamericanos, incluido Colombia, ha decidido que su estrategia social se debe centrar en impulsar el empleo juvenil en la región.

(Lea: ¿Por qué a restaurantes como McDonald’s y Crepes & Waffles les disgusta la reforma tributaria?)

Según las cifras de la Cepal y varias organizaciones el desempleo juvenil es la tercera problemática más grande de América Latina. Igualmente aparece la desigualdad de género como otro problema”, explica Lyana Latorre, directora Senior del departamento de Corporate Social Engagement de Arcos Dorados Latinoamérica, al argumentar la necesidad de se articulen esfuerzos para superar estos fenómenos.

Además, de acuerdo con el Banco Mundial, actualmente hay más de 20 millones de jóvenes entre 15 y 25 años que no estudian ni trabajan en América Latina, lo que representa un grave problema social pues contribuye a incrementar la desigualdad y en algunos casos, está vinculado a la violencia y la delincuencia.

Arcos Dorados se considera uno de los primeros empleadores en proporcionar lo que se denomina en el mercado laboral el primer empleo. Actualmente, el sistema que integran los restaurantes emplea en la región a 90.000 personas de forma directa.

(Además: China compra por US$ 2.080 millones los negocios de McDonald's en ese país)

De ese total, el 90% son jóvenes hasta de 24 años de edad. El promedio de tiempo en el cargo puede ser de 10 meses a un año.

Ese porcentaje no difiere mucho en Colombia: para el cierre de 2016, la operación de la marca en el país tenía 3.670 personas trabajando en los restaurantes, de los cuales 3.024 eran jóvenes (18 -24 años), es decir, alrededor del 82% de la operación, explica la ejecutiva.

Agrega que al iniciar su vida laboral en McDonald’s los jóvenes aprenden normas y metodologías de trabajo en equipo en una operación de alta exigencia, adquiriendo una experiencia relevante que les permite enfrentar su desarrollo profesional posterior con mejores herramientas, ya sea para trabajar en otras empresas o bien, como muchos, para quedarse desarrollando su carrera profesional dentro la compañía.

“No es solo darles el trabajo, porque de la mano de Arcos Dorados viene todo un entrenamiento y toda una capacitación que hacemos nosotros. Les enseñamos en el mismo sitio de trabajo, porque es la mejor manera de aprender”, señaló Latorre.
Aseguró que una meta que se ha fijado la compañía en la nueva estrategia es ofrecer un mayor entrenamiento en lo que se llaman habilidades blandas, las cuales comprenden aspectos como la formación en valores, la importancia del trabajo en equipo, el respeto y la comunicación.

INCLUSIÓN LABORAL

La compañía tiene otros dos temas ligado al plan de estimular el empleo juvenil. En el primero, Arcos Dorados considera que es posible abarcar una política que abandere la igualdad de género que, a su juicio, también ha llevado a la práctica en toda su historia de operación.

En Arcos Dorados Colombia el 57 por ciento de su gente corresponde a mujeres. Muchas - a los 23 años- son gerentes de nuestros restaurantes que tienen bajo su responsabilidad el manejo de personal, inventarios, clientes, caja”, explica.

Con este plan y los resultados que se han visto hasta el momento, dice Lyana Latorre, la marca también demuestra que cree en los jóvenes, ahora que muchos expertos y empresas los percibe como ‘desapegados’ y sin compromiso en las organizaciones.
Arcos Dorados considera que su plataforma de trabajo es su valor agregado, pero que se requiere ir más allá.

En ese sentido, busca cómo trabajar con otras empresas y organizaciones para articular la capacitación en las habilidades blandas. Para ello, trabaja con la organización Kuepa.

Tenemos muchachos que trabajan con nosotros, se pagan su carrera y estudian. Sabemos que terminará su carrera y que no se quedará en McDonald’s. Así que en la medida en que se crea una red colaborativa con proveedores y otras empresas uno puede potencializar ese recurso humano en su segundo empleo”, explica.

El otro elemento de esa estrategia tiene que ver con la acogida a los discapacitados.
La compañía es de las pocas que llevan más de 20 año dentro de su modelo el trabajo con esta población. Hemos sido tímidos en mostrarlo, pero para nosotros eso no es nuevo”.

Hoy tiene 38 muchachos con limitaciones auditivas, pero que muestran unas habilidades destacadas en la concentración a la hora de cumplir sus tareas. La meta de la marca es reforzar la inclusión a estas personas.

Sustentabilidad y bienestar infantil, otros focos de atención

En medio de su amplia operación, que abarca más de 2.000 restaurantes en la región, la compañía tiene claro que debe hacer un aporte a la sustentabilidad.

Desde esa perspectiva realiza acciones para proteger los recursos naturales. Fundamentalmente, sus esfuerzos se encaminan al ahorro de agua y luz.

El proyecto Natal se encuentra actualmente en 26 restaurantes de Colombia y consiste en la reutilización del agua de los aires acondicionados para el aseo de pisos y baños de los restaurantes, el mantenimiento de los estacionamientos y de los jardines.

“No lo hacemos por el gasto. Lo más importante es que entendemos que el recurso es más limitado y que tenemos que cuidarlo sin alterar los estándares que tienen los restaurantes”, dice.

La compañía igualmente apoya a los proveedores colombianos que alcanzan a ser más del 90 por ciento para la compañía en el país.

En la labor de responsabilidad social de la empresa, también seguirá su apoyo al bienestar infantil con las casas Ronald McDonald’s.