Mercado de autos premium crece más que la industria

En el 2013, el mercado general de automóviles en Colombia cayó 5,2 por ciento frente al 2012, mientras que las ventas de vehículos de lujo crecieron un 17 por ciento.

Mercedes Benz es la marca que más autos de alta gama vende el el país.

Reuters

Mercedes Benz es la marca que más autos de alta gama vende el el país.

POR:
junio 13 de 2014 - 04:28 p.m.
2014-06-13

Según líderes de la industria automotriz, este año ‘pinta bien’ para los vehículos de gama alta, que parecen no sentir las fluctuaciones del mercado automotor colombiano en general.

En enero y febrero del 2014, el crecimiento de ese segmento ha sido del 10,2 por ciento, el doble de lo que creció la industria en ese mismo periodo, que fue de 5,9 por ciento, según cifras de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, Andemos, que incluye dentro de las marcas premium a las camionetas tipo SUV.

Las marcas de lujo –que ponen a rodar cerca de un 3 por ciento de los carros que se venden en el país– ven el 2014 como un año positivo.

“La gama alta seguirá creciendo este año en la medida en que se introduzcan nuevos modelos en segmentos en los cuales algunas marcas no tenían participación, lo cual genera que se amplíe el espectro de clientes que provienen de otras gamas más bajas”, dice Marco Pastrana, gerente general de Audi Colombia.

Por su parte, Andrés Fuse, gerente de Autogermana, importadora de BMW y Mini a Colombia, afirma que el mismo ritmo económico del país beneficiará al mercado automotor.

“Las autoridades han anunciado que las inversiones que ejecutará el país en materia de infraestructura, así como las actividades minera, petrolera, de la construcción y la agroindustria mantendrán la economía nacional por encima del 4,5 por ciento, lo cual continuará jalonando la venta de automóviles en el país”, comenta Fuse.

Para Luz Elena Del Castillo, gerente general de Ford Colombia, el mercado de vehículos de alta gama va a tener un año muy positivo: “Aspectos como el incremento en el consumo, los tratados de libre comercio vigentes y los atractivos planes comerciales y de financiación ofrecidos por las marcas son factores que han dinamizado el desempeño de los vehículos de alta gama”, explica la ejecutiva.

Del Castillo dice que, puntualmente para Ford, vehículos como la Edge Limited y la Explorer “han tenido un desempeño muy bueno debido a su excelente oferta de valor, apalancada principalmente en un equipamiento diferencial en lo referente a seguridad y confort”, a la vez que espera continuar con unas buenas cifras de ventas de estos dos modelos en el 2014.

NO ES TAN FÁCIL TRAERLOS

El buen desempeño del segmento de autos premium en el país es muy loable, si se tiene en cuenta que traer estos vehículos no es una tarea sencilla debido a que aún pagan aranceles muy altos.

“Los costos de logística son altos en Colombia”, comenta Marco Pastrana, de Audi, quien agrega que “vale más traer un carro desde las zonas portuarias hacia el interior, que un transporte entre varios países en Europa”.

El directivo de la marca alemana de los cuatro aros también les atribuye a las cargas arancelarias e impuestos altos un castigo sobre el precio final de estos vehículos: “Esto genera que tengamos los precios más altos de la región”, advierte Pastrana.

Andrés Fuse, de Autogermana, dice que las importaciones de autos en Colombia están sujetas a lo que dicen las autoridades aduaneras y tributarias.

“Estos carros tienen un arancel de importación del 35 por ciento”, comenta.

Sin embargo, Fuse dice que gracias a los tratados de libre comercio con Estados Unidos y Europa, ese arancel viene decreciendo anualmente y se tiene previsto que para el 2020 haya desaparecido.

“Adicional a lo anterior hay que tramitar una solicitud de homologación para cada línea de vehículo que se importe, entre otros trámites”, agrega.

Con respecto de los aranceles que deben pagar los vehículos de más de 30.000 dólares precio FOB, Oliverio Enrique García, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, Andemos, afirma que “dicha restricción fija la base para un mayor impuesto al consumo que afecta exclusivamente a este segmento, y resulta ser una discriminación de facto para los tratados de libre comercio vigentes”.

Pese al obstáculo de los altos aranceles y a que el peso colombiano se ha venido devaluando frente al dólar, García opina que para el 2014 hay muy buenas expectativas para este segmento debido a la introducción de nuevos modelos en las diferentes marcas, lo cual seguramente hará que este mercado se desempeñe por encima de la tasa de crecimiento de la industria, como lo muestran las estadísticas del 2013 y lo que va corrido del año.

“La dinámica del mercado en el 2014 y las tasas de interés también son un factor que favorece el desempeño del segmento”, apunta García, de Andemos, mientras que los concesionarios mantienen un portafolio atractivo de formas de financiación.
 

Siga bajando para encontrar más contenido