Mercado de las flotas, en la mira de Volvo

En el 2014, como se intensificó el abastecimiento de buses para el Sistema Integrado de Transporte de Bogotá, la compañía vendió 900 unidades. Vehículos intermunicipales, su nuevo foco.

Mercado de las flotas, en la mira de Volvo

Archivo particular

Mercado de las flotas, en la mira de Volvo

Empresas
POR:
abril 17 de 2015 - 01:15 a.m.
2015-04-17

Luego de consolidarse en el mercado del transporte masivo en ciudades como Bogotá, Cali y Bucaramanga, Volvo y su unidad de negocio de buses creen que tienen margen para crecer en otro segmento: el de las flotas.

Luis Carlos Pimenta, presidente de Volvo Bus Latinoamérica, explica que en la medida en que se impulsa una mejor infraestructura vial y que las condiciones de orden público también son favorables y mejoran, tiende a ser mayor la demanda de ese medio de transporte entre municipios.

“Estamos trabajando muy fuerte, y nos interesa el segmento de buses intermunicipales. Entendemos que hay un alto nivel profesional en el mercado de operadores urbanos en todas las ciudades, pero en el caso de los buses de carretera uno se da cuenta de que aún están en una fase no profesional”, expresa.

A su juicio, frente a los buses que prestan servicios en las carreteras colombianas, el modelo de bus intermunicipal que ofrece la compañía brinda seguridad, confort y tecnología de punta.

A estas alturas, ha vendido cerca de 50 unidades a clientes como Alianza T y Expreso Brasilia, pero la idea es ganar participación en esta modalidad de transporte, de ahí que en su operación local haya creado un nuevo equipo para desarrollar este nuevo segmento del mercado.

Pimenta señaló que ese es el trabajo que tiene en marcha la compañía para fortalecerse todavía más en el mercado clave, el segundo en importancia en Latinoamérica, cuya participación a nivel global fue al cierre del 2014 del 37 por ciento. De ese total, Colombia aporta el 25 por ciento, según los datos suministrados por la compañía. De esta manera, las unidades comercializadas el año pasado, permitieron que el país representara el 9 por ciento del mercado mundial.

En el 2014, gracias a que se intensificó el abastecimiento de buses para el Sistema Integrado de Transporte, la compañía logró un pico de compras de 900 unidades.

Al referirse a las perspectivas del 2015, Pimenta dice “tenemos que ser realistas y no esperamos un año como el del 2014. Este año pueda ser de un promedio de 400 unidades por año”.

BALANCE DE TRANSMILENIO 

En el desarrollo de los negocios con TransMilenio, la compañía tiene en la mira el proceso de renovación de buses que debe darse desde el año entrante con la Fase 1.

Aunque las discusiones están en marcha con los clientes se estima que unas 300 a 350 unidades deberán ser cambiadas.

La marca sostiene que es líder en el segmento de autobuses pesados en Colombia, con más del 80 por ciento de participación el año pasado.

“En Bogotá, la participación en este sector es más del 60 por ciento en los corredores del sistema masivo, con articulados y biarticulados, y más del 75 por ciento en el SITP, con convencionales e híbridos”, reporta la empresa.

Hoy en día más de 1.500 vehículos entre convencionales, matriculados, biarticulados e híbridos funcionan en la capital.

Además de Bogotá, los buses de Volvo tienen presencia en Cali, Pereira y Bucaramanga, con lo cual suma unas 2.000 unidades.

Pimienta señala que con los clientes la estrategia ha ido más allá de la entrega de una máquina de calidad o el suministro de repuestos, porque ahora buena parte de la oferta abarca servicio, entrenamiento técnico y búsqueda de economía en los vehículos.

“La importancia de Colombia para Volvo es extremadamente relevante, no solo como mercado grande y de altos volúmenes, sino como una muestra para todo el mundo”, comentó el Presidente de Volvo Bus para Latinoamérica.

ELECTROMOVILIDAD, EN CAMINO 

Mientras fortalece los negocios en nuevos campos, la multinacional avanza en hacer cada vez más sostenibles sus buses.

En ese sentido, la compañía anuncia que en su planta de Brasil, al igual que en Suecia, avanza en el autobús eléctrico-híbrido articulado.

Las primeras pruebas serán el año entrante en Bogotá y en Curitiba, según indicó Euclides Castro, gerente comercial de Ómnibus Urbano de la compañía.

También se proyecta la oferta de los mismos aparatos en Río de Janeiro, Sao Paulo y en Santiago de Chile.

Respecto a Bogotá, Castro se muestra crítico frente a la opción de que la ciudad construya un metro. Opina que una obra tan costosa no beneficiaría sino a una zona en particular de la ciudad, mientras que el modelo de TransMilenio y su red SITP puede proporcionar el servicio a varias zonas de la ciudad en forma más eficiente y económica.

Constanza Gómez G.
Curitiba, Brasil.