Milo celebra sus 70 años en Colombia

Su nombre se debe al atleta griego Nilón de Crotona, recordado en la historia de los Olímpicos por su excepcional fuerza. Los mensajes publicitarios de la marca van dirigidos a las madres, y en Colombia hay una planta de producción que distribuye el producto a Estados Unidos y Perú.

Planta de Nestlé de Bugalagrande, en el corazón del Valle del Cauca.

Santiago Saldarriaga /Portafolio

Planta de Nestlé de Bugalagrande, en el corazón del Valle del Cauca.

Empresas
POR:
octubre 15 de 2014 - 10:19 p.m.
2014-10-15

Fue devorado por los lobos, dio 120 pasos con un buey de cuatro años sobre su espalda, sostuvo el techo de un edificio que se desplomó cuando Pitágoras hablaba con un grupo de discípulos. Además, ganó seis juegos Olímpicos, en la antigua Grecia.

Se trata de Nilón de Crotona. Su fuerza, su energía y su éxito a nivel deportivo llevó a que Nestlé bautizara en su honor uno de los productos más insignes de su marca, que cumple 70 años en Colombia: Milo.

Desde 1944, este modificador de leche se ha encargado de llenar las mañanas de un gran número de colombianos de energía.

Debido a su éxito, desde 1960 el producto es fabricado en la planta de Nestlé de Bugalagrande, en el corazón del Valle del Cauca, de donde es distribuido a Estados Unidos y Perú.

Este producto ha sido catalogado como una de las bebidas más consumidas del mundo y, con el tiempo, ha liderado el crecimiento de esta categoría en Colombia.

Cuando su creador trabajaba en la mezcla de malta, leche y cocoa para lograr el producto, estuvo lejos de imaginar que esta sería una de las marcas más populares y queridas en el mundo.

Desde sus inicios en el país, la marca empezó a dirigir sus mensajes a las madres para que ellas supieran de los beneficios del producto para sus hijos (Ver aquí galería: Milo celebra sus 70 años en Colombia).

Su fórmula nutritiva y su estrategia publicitaria han logrado catalogar este producto como uno de los más reconocidos de Colombia.

Durante todo este tiempo, Milo se ha convertido en una marca insignia del deporte colombiano, apoyando anualmente a miles de niños deportistas en disciplinas como el fútbol, voleibol y baloncesto, a través de la Copa Milo.

Para la celebración de sus 70 años en Colombia, desde hace unos días salió al mercado una edición limitada de Milo.