Mineros busca comprar minas en otros países de Latinoamérica

La principal minera colombiana busca ampliar su operación en medio de una escasez de grandes descubrimientos de yacimientos y la creciente resistencia a la industria extractiva a nivel local, dijo la presidenta saliente de la compañía.

Beatriz Uribe, presidente saliente de Mineros S.A.

Archivo particular

Beatriz Uribe, presidente saliente de Mineros S.A.

Empresas
POR:
mayo 08 de 2015 - 08:29 p.m.
2015-05-08

Mineros, la única compañía aurífera que cotiza en la Bolsa de Valores de Colombia, ha buscado proyectos en Perú, Brasil y México sin encontrar hasta ahora un proyecto que cumpla con sus expectativas.

Su última adquisición fue en 2013 en Nicaragua, cuando pagó 95 millones por Hemco, que produce 75.000 onzas troy al año.

"Nuestra estrategia es la búsqueda de proyectos en otros países de América Latina que ya están produciendo o que han llegado a la etapa de estudio de factibilidad. No es fácil", dijo el viernes Beatriz Uribe, quien dejará la presidencia de Mineros después de 39 años.

La compañía espera aumentar su producción de oro en los proyectos existentes alrededor de un 5 por ciento en el 2015 a 200.000 onzas troy y confía en que el proyecto Hemco de Nicaragua pueda duplicar su producción en tres o cuatro años.

"Si las cosas van bien, Hemco podría ser un productor de oro de 150.000 onzas", sostuvo Uribe. Mineros invertirá alrededor de 8 millones de dólares para estudiar un área prometedora cerca de la actual mina que explota en Nicaragua.

En Colombia, las protestas y bloqueos contra proyectos de minería y petróleo se han convertido en un problema importante desde que una ley del 2011 redujo los pagos directos de regalías a ciudades y pueblos en donde se ubican los yacimientos, para distribuirlos en todo el país.

"Se ha vuelto difícil avanzar incluso con proyectos de exploración (en Colombia) a causa de las comunidades. Esto nos ha llevado a buscar oportunidades en otros países", afirmó.

Uribe, al igual que muchos líderes del sector minero, sostiene que las comunidades cercanas a las zonas de exploración y explotación deberían beneficiarse más de los proyectos para aliviar el problema.

La compañía devolvió varias concesiones de exploración otorgadas en Colombia que resultaron demasiado pequeñas y no tiene planes de exploración en el país este año. El Gobierno de Colombia aprobó esta semana una medida para acelerar la entrega de licencias ambientales, una vieja demanda del sector minero.

La mayor parte de la producción anual estimada de 57 toneladas de oro en Colombia se extrae artesanalmente y con mineros ilegales. Uribe estimó que sólo el 15 a 20 por ciento es producido por empresas autorizadas. Grupos criminales armados, incluyendo los rebeldes izquierdistas, están muy involucrados en la minería ilegal de oro en la que se producen con frecuencia accidentes mortales.
Reuters