Mirar hacia afuera, clave de 3 grandes empresas

Los presidentes de Nutresa, Amarilo, Tecnoglass y la CI Energía Solar SA, cuentan cómo han llegado a facturar billones de pesos.

Mirar hacia afuera, clave de 3 grandes empresas

Archivo Portafolio.co

Mirar hacia afuera, clave de 3 grandes empresas

POR:
septiembre 26 de 2013 - 02:58 a.m.
2013-09-26

El Grupo Nutresa vende 6 billones de pesos y llega con sus productos a 70 paises; la constructora Amarilo ha consolidado un modelo de construcción que es visto con respeto en la propia universidad de Harvard, y, desde Barranquilla, Tecnoglass está poniendo sus ventanas y vidrios en los más grandes proyectos inmobiliarios del mundo.

De acuerdo con Ricardo Ávila, director de Portafolio y quien moderó ayer el foro ‘Una mirada al futuro’, se trata de tres buenos ejemplos tomados de la realidad nacional que permiten ver “el vaso medio lleno no medio vacío” y mirar con optimismo lo que viene.

“Nuestros empresarios, a veces tan injustamente criticados, son una de las llaves que le van a permitir a este país salir adelante”, puntualizó Ávila.

Los presidentes de Nutresa, Carlos Enrique Piedrahíta; de Amarilo, Roberto Moreno, y de Tecnoglass, Christian Daes, compartieron con el auditorio el camino que recorrieron para llegar a lo que son hoy, pero advirtieron que en el país aún hay escollos para sus actividades, como la lentitud en los trámites de construcción y la aprobación de servicios públicos; la falta de carreteras y la precariedad de la logística, situaciones que encarecen la llegada de mercancías a los mercados.

Según Piedrahíta, Nutresa comenzó a crecer hacia afuera como una estrategia para superar escollos que encontraron en el país. Inicialmente, trenzaron alianzas con el grupo Mavesa para vender recíprocamente sus productos en Colombia, Venezuela, Ecuador y México. Luego, centraron su estrategia en el establecimiento de filiales y, desde el 2005, han optado por la compra de empresas en el exterior (llevan 15). Hoy día Nutresa cuenta con 35 mil empleados y está en los cinco continentes.

“Ha sido una industrialización desde Colombia, con capital y talento colombiano”, anotó Piedrahíta.

Por su parte, Roberto Moreno, de Amarilo, aprovechó su experiencia de diez años en Estados Unidos y montó su compañía con un modelo de trabajo donde, según explica, lo importante no es levantar casas sino construir un hábitat que dignifique la vida de la gente y que sean amigables con el medio ambiente. Lo primero que hizo fue construir 900 casas de interés social en Ciudad Tunal (sur de Bogotá) y, posteriormente, ha construido ciudadelas en todos los estratos, no solo en la capital sino en Madrid (Cundinamarca), Villavicencio, la costa, y ya creció hacia Panamá. Este año cerrará operaciones con 7.900 viviendas y un billón de pesos facturado.

Por su parte, Tecnoglass, se apresta a salir a la bolsa de Nueva York para apalancar un crecimiento que le permita duplicar ventas en 5 años.

Christian Daes resalta que los problemas son lo que más les ha permitido crecer. Por ejemplo, en la crisis de la construcción de 1995 fue que se salieron a Miami, donde hoy venden 40 millones de dólares. Sus ventanas y vidrios llegan a 35 países.

Los tres empresarios coincidieron en que los próximos años también serán para celebrar.

Siga bajando para encontrar más contenido