Con la modernización, el país conquista mercados externos

La Sociedad Portuaria de Buenaventura ejecuta un plan de inversiones por US$449 millones. La financiación en pesosy en dólares, un portafolio integral, un equipo especializado e incluso una sucursal, hacen parte del apoyo del Banco de Bogotá a Sprbun.

Con la modernización, el país conquista mercados externos

Archivo Portafolio

Con la modernización, el país conquista mercados externos

Empresas
POR:
septiembre 13 de 2015 - 10:11 p.m.
2015-09-13

Buenaventura es la puerta de Colombia hacia el Pacífico, y en momentos en que el país está embarcado en acercarse más al Asia, la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura (Sprbun) no se quiere quedar corta ante ese desafío.

La responsabilidad no es de poca monta, si se tiene en cuenta que por esa ciudad pasa el 48 por ciento del comercio exterior colombiano.

Por ello, la empresa tiene un importante plan de inversiones que le permitirá seguir creciendo y modernizándose. “El país, el sector y el comercio exterior requieren que se trabaje arduamente en materia de competitividad”, dice el ingeniero Víctor Julio González, gerente de la Sprbun.

La tarea viene de tiempo atrás. Este año, la Sociedad Portuaria cumplió 21 años de operación. Como se recuerda, en marzo de 1994 recibieron las instalaciones del terminal en un contrato de concesión por 20 años. En ese periodo, se les hizo mantenimiento a las instalaciones ya existentes y luego, a partir del aumento en las operaciones de comercio exterior, hubo remodelaciones e inversión en nuevas áreas, como bodegas, grúas más especializadas y sistemas de información y control más robustos.

De hecho, el 2006 fue un año determinante en sus operaciones, no solo porque lograron dos concesiones portuarias en Costa Rica, sino que además iniciaron el proceso de solicitud para que se les ampliara la concesión en Buenaventura.

En esta segunda concesión, la compañía comprometió inversiones estimadas en 449 millones de dólares hasta el 2034.

El plan ya está en marcha. Hasta ahora, se han ejecutado alrededor de 300 millones de dólares en bodegas, patios, equipos y dragado, entre muchos otros temas. Y el año pasado, la Agencia Nacional de Infraestructura aprobó un plan de inversiones por 149 millones de dólares para el periodo 2015 -2017.

Dichos recursos se destinarán a ampliar la capacidad instalada del puerto y su productividad. Esto incluye la construcción de 252 metros lineales de nuevas instalaciones de muelle, la compra de cuatro grúas pórtico Post Panamax que llegarán en agosto del año entrante, trabajos en el dragado de mantenimiento, y modernización a sus sistemas de información y de control.

A esto, hay que sumarle la construcción de bodegas para el almacenamiento de azúcar y materias primas para alimentos a granel, así como 14 grúas de patio y unos 30 camiones que correrán por cuenta de su operadora Tecsa.

“Tenemos que responder ante los cambios en el transporte y en el tamaño de los buques, garantizando productividad, eficiencia, calidad, y seguridad”, señala González.

Tal volumen de recursos exige el acompañamiento de un socio financiero para responder al reto. Y en muchas formas, el Banco de Bogotá ha estado presente como aliado estratégico. No solo porque ha apoyado a la Sociedad Portuaria con préstamos en moneda local y extranjera para las adquisiciones de equipo y los proyectos de expansión, sino porque ha contado con el acompañamiento de un equipo de especialistas y un portafolio integral para atender todas sus necesidades financieras y los proyectos de expansión. Además, ofrece tasas y plazos que generen el menor impacto posible en las finanzas de la empresa. Hace más de 20 años, el Banco tiene sucursal en las instalaciones del puerto.

En el 2014, Buenaventura movilizó 14 millones de toneladas de carga, de las cuales 11 millones correspondieron a Sprbun. Y para los próximos años, la meta está clara: que Buenaventura supere las 35 millones de toneladas movilizadas en el 2034.

Por lo pronto, están a la espera de que el Gobierno termine un estudio para definir la profundidad del canal de acceso, con el fin de hacer una propuesta bajo el esquema de Alianza Público-Privada para hacer las obras.