Ahora, Monsanto le coquetea a la
unidad de negocios agrícolas de Bayer

Luego de su intento fallido de hacerse de la suiza Syngenta, busca otro negocio.

Propuestas tecnológicas de Monsanto en su historia

Propuestas tecnológicas de Monsanto en su historia

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 27 de 2016 - 08:26 p.m.
2016-03-27

Luego de que el 2015 fuera para Monsanto el año de ‘coqueteos’ e ires y venires para comprar a la suiza Syngenta, al parecer, este 2016 podría quedarse con la unidad de negocios agrícolas de la alemana Bayer.

Así, está buscando cómo hacerse a las semillas y los plaguicidas agrícolas de la empresa alemana.

Acerca del tema, las dos empresas guardan un silencio total; según la agencia de noticias Reuters, ambas empresas habían sostenido conversaciones por los activos agrícolas de Bayer, el segundo negocio de químicos agrícolas más grande del mundo por ventas después de la suiza Syngenta.

Sin embargo, el negocio ya estaba ‘cantado’ desde mediados del 2015, cuando la agencia de noticias Bloomberg hizo saber las ‘segundas intenciones’ de Monsanto para contrarrestar la decisión de Syngenta de no acceder a la venta.

El anuncio –en su momento– lo hizo, Brett Begemann, director de operaciones de Monsanto, con sede en St. Louis (Missouri).

El ejecutivo consideró que podrá acceder de mejor forma a las negociaciones con los directivos de Bayer.

Al parecer, Monsanto requiere hacerse a nuevas moléculas de plaguicidas, para así seguir trabajando en sus procesos biotecnológicos de mejoramiento de semillas. Por ahora no se sabe de una oferta concreta de la estadounidense por esa unidad de negocios de la compañía alemana.

La división agrícola de Bayer tiene negocios en semillas, protección de cultivos y control de plagas no agrícolas, con ventas de 10.400 millones de euros en 2015 y un EBITDA ajustado de 2.420 millones de euros.

La alemana anunció el año pasado que planeaba preservar su negocio de químicos agrícolas, al que describió como una ‘parte integral’ del grupo.

Vale la pena recordar que Bayer CropScience se creó tras la compra de Aventis por parte de Bayer AG; Aventis fue la fusión de AgrEvo y Rhône-Poulenc Agro.

Por su parte, Monsanto se ha mantenido como tal desde su fundación en 1901 por John F. Queeny.

En sus 115 años ha evolucionado en cuatro negocios estratégicos en su momento y sus productos más reconocidos en el mercado han sido el herbicida Roundup y las semillas genéticamente modificadas de soya y maíz.

Ahora, en su historia reciente se ha dedicado a comprar empresas semilleras de todos los tamaños y varios países del mundo hasta robustecerse de tal forma que hoy es la más grande del mundo.

Hoy, el mundo del Big Data Analytics es el nuevo negocio de la multinacional estadounidense; sin embargo, esto no quiere decir que haya dejado atrás los negocios de plaguicidas, semillas, biotecnología y las semillas transgénicas.

Por último, vale la pena recordar que varias de las grandes empresas del agro están pendientes de posibles procesos de fusiones, adquisiciones y escisiones.

Dow Chemical y DuPont anunciaron que se unirán para formar una sola y, luego, comenzarán a partir cobijas para dejar de ser dos y convertirse en tres. Se calcula que tras el primer proceso (fusión)resultaría una empresa más grande que Basf y llevaría el nombre de DowDuPont. El proceso estaría listo para mediados de este año.

Ahora, este negocio descrito podría sufrir un traspié, pues la agencia Bloomberg reportó que Basf estudia comprar DuPont para bloquear la fusión con Dow Chemical.

Si DuPont mira hacia el lado de Basf, debería pagar una multa de no menos de 1.900 millones de dólares por reversar lo ya conversado.