Todo un montaje tenía una constructora para evadir impuestos

Una famosa firma evadió el pago de 3.900 millones de pesos en obligaciones con el fisco.

Todo un montaje tenía una constructora para evadir impuestos

Archivo Particular

Todo un montaje tenía una constructora para evadir impuestos

POR:
mayo 03 de 2013 - 01:01 a.m.
2013-05-03

Una investigación revelada ayer por la Dian puso al descubierto que una gran empresa constructora, encargada de varias concesiones viales en el país, estaba evadiendo millonarias sumas de dinero en impuestos.

La entidad recaudadora, tras un seguimiento de más de un año, logró establecer que la importante firma, cuyo nombre aún es reserva del sumario hasta tanto se interpongan las denuncias penales, presentaba ante la Dian gastos por pago de contratistas que nada tenían que ver con la compañía. Así lograba bajar la base tributaria de su impuesto de renta. Este tributo se paga con base en los ingresos, pero restándole los costos y gastos de operación.

EL FRAUDE

La empresa involucrada se valió de 60 personas a las que les pagaba entre 15.000 y 200.000 pesos, dependiendo del estrato social, para que sacaran el RUT (Registro Único Tributario). También les pedía que firmaran un documento en blanco.

La persona contactada recibía su paga y no tenía nada más que ver con la constructora, pero esta usaba su firma y su RUT para hacerlo aparecer ante la Dian como si le hubiera pagado entre 26 y 28 millones de pesos por sus servicios.

Según explicó Claudia Rincón, directora de fiscalización de la Dian, el fraude se hace a través del robo de identidad, es decir, el uso de las cédulas de las personas para crear costos y gastos ficticios.

VENDEDOR AMBULANTE DENUNCIÓ

La investigación empezó en la Dian, luego de que un vendedor ambulante del parque Santander se acercara a la entidad a denunciar que le habían pagado 15.000 pesos por sacar el RUT. Así empezó la revisión de los contratos de prestación de servicio que había establecido la compañía. El vendedor ambulante aparecía como contratista, pero él testificaba que no había tenido vínculo con esa empresa.

La minuciosa revisión llevó a que se citara a 60 personas, entre profesionales desempleados, amas de casa, estudiantes, recicladores, entre otros, a las que también les había sucedido lo mismo. Un trabajador de la contratista tenía la misión de reclutar personas necesitadas para pagarles por sacar el RUT. Con el número de nombres que aparecían pasándole cuentas de cobro a la compañía lograron sumar un gasto inexistente por 13.000 millones de pesos que, en realidad, eran ingresos por los que les hubiera correspondido pagar 3.900 millones de pesos en impuesto de renta.

Siga bajando para encontrar más contenido