‘Motobrujas’ se atraviesan en operación del Ferrocarril

El concesionario tiene casi a punto la infraestructura, pero para alcanzar el movimiento óptimo de mercancías necesita ir a 28 kms/hora. Hoy, a veces no pasa de 5 kms/h., por la invasión de la vía.

‘Motobrujas’ se atraviesan en operación del Ferrocarril

Archivo

‘Motobrujas’ se atraviesan en operación del Ferrocarril

Empresas
POR:
octubre 09 de 2015 - 02:07 a.m.
2015-10-09

Para finales de este año el concesionario del Ferrocarril del Pacífico (FDP) espera concluir las obras que se ha propuesto con el objetivo de poner a punto toda la infraestructura que le encomendó el Gobierno en operación, y lograr así llegar a un volumen de carga cercano al millón de toneladas por año que le dé el punto de equilibrio económico para recuperar su inversión.

Sin embargo, un factor externo se le está atravesando en ese propósito y podrían poner en riesgo sus metas: se trata de la invasión de la línea férrea, tanto por parte de transeúntes como por personas que instalan sus viviendas en los alrededores a pesar de que, por ley, el ferrocarril debía tener un corredor de seguridad de 12,5 metros a cada lado y estar libre de construcciones a 25 metros. Pero, sobre todo, afectan las llamadas ‘brujitas’ o ‘motobrujas’, una denominación usada popularmente para los carritos de madera y balineras, los cuales tienen distinto grado de sofisticación y obligan a los trenes a avanzar más lentamente debido al temor de un arrollamiento que pudiera tener costos en vidas.

Mientras que la velocidad comercial a la que deberían transitar las locomotoras para ser viables comercialmente son 28 kilómetros por hora, el promedio actual es de 12, y hay tramos en los cuales llega a los 5 kilómetros por hora como precaución, según indicó la gerente de la concesión, Pilar Rodríguez.

“Es una pérdida de velocidad muy alta que afecta la competitividad y la capacidad de tener un transporte más eficiente”, dice.

El punto más crítico por la aparición de ‘brujitas’ son las cercanías al corregimiento Zaragoza (Buenaventura-Valle del Cauca), unos 6 kilómetros donde fuera del uso como transporte para los lugareños, estas llevan y traen turistas hacia la reserva natural de San Cipriano. Justo por no tratarse de un transporte formal, no hay mucha claridad sobre cuántos son en total, aunque existen dos cooperativas que agremian a 151 ‘motobrujas’ y se estima que habría otras 150 de uso particular.

Reportes oficiales de la Superintendencia de Puertos y Transporte indican que este año en la línea férrea del FDP ha ocurrido solo un incidente con afectación a personas no vinculadas a la concesión, pero sin muertos; sin embargo, serían más los accidentes que ocurren entre los propios operadores de los vehículos informales, que no aparecen registrados. “La única forma de poder ser más competitivos es tener un uso más eficiente de nuestros activos, o sea que las locomotoras vayan lo más rápido posible y que estén todo el tiempo moviéndose y produciendo”, anota Rodríguez.

La directiva indicó que si no se logra la velocidad adecuada, se afectaría la eficiencia del sistema y, de paso, la tarifa del flete podría sufrir sobrecostos.

“Nosotros, como concesionarios, tenemos la obligación de hacer la defensa jurídica del corredor, pero no somos competentes para ejercer el control sobre este. Debe haber un mayor control del Gobierno para evitar las invasiones, porque estos son corredores nacionales”, puntualiza la directiva, quien sin embargo aclara que las soluciones no solo son represivas, pues detrás de la problemática hay comunidades que no tienen más vías de acceso y familias pobres sin otra forma de subsistencia.

Por su parte, el superintendente de Puertos y Transporte, Javier Jaramillo, asegura que la entidad a su cargo realiza inspecciones en todos los tramos férreos. “No obstante, se hace necesaria la intervención no solo de la Policía y de la Supertransporte, sino de otras entidades como la ANI –Agencia Nacional de Infraestructura–, el Ministerio del Medio Ambiente, el Mininterior; los gobiernos locales y departamentales”. Añadió que muchas veces son las mismas comunidades las que se oponen a que se tomen medidas de seguridad.

Cronograma al día

De acuerdo con la Gerente del FDP, cuyo mayor accionista es el grupo suizo Impala, el cronograma de las obras planteadas para la rehabilitación de la red del Pacífico, que comenzaron a acometer desde el 2013, va al día.

Esta consta de 398 kilómetros de vía férrea y en la actualidad son 341 kilómetros en condiciones técnicas de transitabilidad, además de que para diciembre estaría rehabilitado otro tramo entre Zaragoza y Zarzal (Valle).

El concesionario también se ha ocupado de recuperar el material rodante, pues de 170 plataformas (especie de planchones) que le entregó el Gobierno, 90 estaban descompuestas. Igualmente, están en perfecto estado las 10 locomotoras recibidas y fuera de ellas, el grupo de inversionistas de la concesión puso otras cuatro. La inversión total son 32 millones de dólares, de los cuales van en un 80%, según Rodríguez.

El concesionario comenzó hace año y medio movilizando 7.500 toneladas mensuales. Ahora va por las 20 mil y espera que a mediados del 2016 sean 80 mil al mes, es decir, casi un millón de toneladas por año.

Aparte del aumento de la velocidad, que está en veremos, para este propósito era muy importante la apertura del tramo entre Yumbo (Valle) y La Tebaida (Quindío) que se inauguró en julio, mes en el que también se puso la primera piedra para la estación de llegada. Se prevé que esta estaría lista el 30 de octubre para que comience la operación comercial con contenedores en los cuales se llevará principalmente acero, graneles, azúcar, café, cemento y materias primas para la industria nacional.

Néstor Alonso López

Redacción Portafolio