En febrero, el 38 % de los comerciantes
logró aumentar sus ventas

En el sector de vehículos, las ventas descendieron un 17 por ciento
en el segundo mes del año, según el último informe de Fenalco. 

Las ventas del comercio tuvieron un buen comportamiento.

Archivo Portafolio.co

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 11 de 2016 - 10:12 a.m.
2016-03-11

Aunque con el transcurrir de las semanas, Fenalco observa una pérdida en dinamismo de la economía, la situación en el comercio aún no es predecible.

Y es que a pesar de que la economía nacional muestra síntomas de desaceleración, la encuesta de opinión de Fenalco muestra que para febrero el 38% de los comerciantes logró incrementar sus ventas reales en comparación con igual mes del año pasado.

No obstante, el 21% de los comerciantes experimentó disminución en sus ventas.

El sector de vehículos ha sido uno de los más perjudicados al inicio de año. Según Fenalco, las ventas en este sector de la economía han caído un 17 por ciento con respecto al mismo periodo del año 2015.

Por su parte, el reporte de los almacenes de cadena sugiere un febrero aceptable, en razón a que desde finales del mes se iniciaron las promociones y ofertas por los llamados aniversarios y que se prolongan hasta bien entrado marzo.

Voceros de los supermercados, entrevistados en la última encuesta de Fenalco, comentaron que en este año han aumentado vigorosamente las ventas de las llamadas marcas propias, tanto en alimentos procesados como en productos de aseo, situación que suele presentarse cuando los consumidores sienten que su ingreso disponible se les comprime más de lo normal.

Las marcas propias o del distribuidor por lo general son más económicas que las marcas Premium y registran diferenciales de precio de 20% en promedio.

El otro sector que calificó de aceptable el desempeño de sus ventas fue el de confecciones, situación atribuida al comienzo del año lectivo y a la liquidación de colecciones del fin de año a precios bastante atractivos.

En cuanto al clima de los negocios, si bien ha caído el optimismo entre los comerciantes, su grado de pesimismo es menos evidente que entre los consumidores.