Navalera, nuevo proyecto inmobiliario en Cartagena

La torre de 23 pisos con 38 apartamentos, localizada en Boca Grande, estará lista en el segundo semestre del 2017.

‘Render’ de la terraza del complejo Navalera.

Archivo

‘Render’ de la terraza del complejo Navalera.

Empresas
POR:
abril 09 de 2015 - 01:27 a.m.
2015-04-09

En Cartagena, la constructora 812 desarrolla el proyecto Navalera con 38 apartamentos distribuidos en 23 pisos, con áreas que en su mayoría oscilan entre 150 y 200 metros cuadrados.

El proyecto cuenta con gimnasio, teatrino, salones de trabajo y la piscina en el último piso de la torre, con área de bronceado húmedo y seco.

Según el director comercial de OchoDoce, Germán Cortés, el precio por metro cuadrado se asemeja al de un estrato 5 en Bogotá (Así las cosas, el metro cuadrado se puede ubicar en promedio en 5,9 millones de pesos) y la cuota inicial se paga durante la construcción. “Navalera es un proyecto que permite vivir Cartagena y, de paso, hacer una buena inversión en finca raíz”, afirma.

Navalera está ubicado en la zona de Boca Grande. La torre cuenta con arquitectura ambientalmente amigable, que, por su construcción, evitará el uso constante del aire acondicionado, además cuenta con sistema de ahorro de agua y altos estándares de reciclaje.

El director comercial de 812 dice que el precio de estos apartamentos es asequible, porque los terrenos en Cartagena lo permiten, a diferencia de Bogotá, por esa razón se dieron a la tarea de crear un proyecto para inversionistas que buscan una vida más amable.

¿Por qué no seguir en Bogotá?

La constructora con proyectos en Bogotá y otras ciudades decidió hacer una apuesta fuerte en Cartagena, pero ¿por qué salir de Bogotá?

“Al analizar la situación de la finca raíz en Bogotá, encontramos que el costo de los lotes se ha incrementado exageradamente sin razones objetivas, lo cual redunda en que el producto final, bien sea oficinas, locales o apartamentos, esté resultando muy costoso para el consumidor final. Igualmente, desde el punto de vista del inversionista, al comprar un producto muy costoso el retorno de la inversión puede hacerse muy demorado y, en ocasiones, no se logra cubrir con las expectativas financieras”, explica Cortés.