NBCUniversal adquirió la firma DreamWorks

Comcast pagó 3.800 millones de dólares por la productora de Kung Fu Panda.

El CEO de DreamWorks, Jeffrey Katzenberg, en la presentación de Kung Fu Panda 3.

El CEO de DreamWorks, Jeffrey Katzenberg, en la presentación de Kung Fu Panda 3.

Archivo particular

Empresas
POR:
EFE
abril 29 de 2016 - 01:18 a.m.
2016-04-29

La compañía Comcast, la operadora del mayor sistema de televisión por cable en Estados Unidos, anunció un acuerdo para comprar los estudios de cine DreamWorks Animation por 3.800 millones de dólares.

Según los términos financieros de la operación, que Comcast hará a través de su división NBCUniversal, los accionistas de DreamWorks recibirán 41 dólares en efectivo por cada uno de sus títulos, lo que representa una prima del 27 por ciento respecto al cierre del miércoles.

“DreamWorks Animation es una gran aportación que nos ayudará a crecer en los próximos años en nuestro negocio de cine, televisión, parques temáticos y productos de consumo”, afirmó en un comunicado el consejero delegado de NBCUniversal, Steve Burke.

Los accionistas de DreamWorks
recibirán 41 dólares en efectivo
por cada uno de sus títulos.

COMPARTIR EN TWITTER


El acuerdo ha sido aprobado por los consejos de administración de ambas compañías, ya tiene el consentimiento por escrito del grupo de accionistas que controla DreamWorks, y esperan poder cerrarlo a final de año cuando reciba el visto bueno del regulador.

Cuando se complete la transacción, el actual consejero delegado de DreamWorks, su cofundador Jeffrey Katzenberg, se convertirá en el presidente de DreamWorks New Media, al frente de las operaciones de las plataformas Awesomeness TV y NOVA, según indicó la compañía.

ALIANZA DE ÉXITO

Katzenberg fundó los estudios de cine en los años noventa junto al director y productor Steven Spielberg, está detrás de populares sagas como Shrek o Kung Fu Panda y la firma tiene en la actualidad una valoración bursátil de unos 2.300 millones de dólares.

Comcast, por su parte, es propietario de los estudios Universal Pictures, responsable de éxitos recientes como Despicable Me o Minions, y con esta operación quiere plantar cara al gigante Walt Disney en el lucrativo negocio del entretenimiento familiar. Las acciones de Dream- Works se disparaban un 24,13 % en el mercado Nasdaq, donde se han revalorizado un 55,1 % desde enero.