Negocio de factoring entra a sistema de crédito agropecuario

Los productores del sector rural podrán ahora vender sus facturas, con el fin de lograr liquidez.

La entidad financiera ofrecerá a los productores una herramienta adicional de financiamiento

Archivo Portafolio.co

La entidad financiera ofrecerá a los productores una herramienta adicional de financiamiento

POR:
junio 23 de 2014 - 09:31 p.m.
2014-06-23

El Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) y la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario (CNCA) aprobaron este fin de semana la adición en su portafolio de servicios de una línea especial de factoring agrario.

Con este nuevo producto, la entidad financiera ofrecerá a los productores una herramienta adicional de financiamiento, diferente al crédito tradicional.

Por medio de la operación Factoring, que no necesita de un proyecto productivo que lo soporte, sino de una factura de venta, el productor podrá obtener recursos como resultado de la venta de sus productos.

“El nuevo instrumento ofrece beneficios al productor rural: liquidez inmediata, acceso a servicios financieros para productores sin experiencia crediticia, formalización de los productores y los hace clientes potenciales de futuros créditos.

“Adicionalmente, el productor obtiene los mismos beneficios en tasas de interés que tienen las líneas de crédito tradicionales de Finagro para cada tipo de productor”, dijo Luis Eduardo Gómez, presidente de la entidad financiera.

Por su parte, la CNCA calcula que hay un gran potencial para incrementar el acceso de nuevos productores al proceso de bancarización.

Con este instrumento, espera que el sistema financiero realice operaciones que podrían alcanzar los 200.000 millones de pesos al año, es decir, que este es el volumen de facturas de los productores del sector agrario que podrían negociarse.

El negocio del factoring se suma a la oferta crediticia de fomento y a los demás instrumentos del portafolio de Finagro como la línea de microcrédito, el Fondo Agropecuario de Garantías (FAG) y las líneas especiales, que buscan incrementar el acceso a los servicios financieros del sector rural.

Como condiciones financieras para acceder a este nuevo negocio, Luis Eduardo Gómez destacó que el porcentaje de financiación es de hasta el cien por ciento de la factura y los plazos van hasta la fecha de pago de las facturas, pero sin superar los 24 meses.

Como beneficios para el productor, este negocio de factoring no requiere del respaldo de un proyecto productivo, la liquidez es inmediata y da facilidad de acceso a los productores sin experiencia crediticia.

Por último, se logra el pago anticipado de las facturas con un descuento a tasas en condiciones Finagro.

¿EN QUÉ CONSISTE EL FACTORING?

Es un contrato mediante el cual una empresa o persona natural traspasa la cobranza futura de las facturas a su favor.

A cambio, obtiene de manera inmediata el dinero que representa esa factura, con un descuento correspondiente a la tasa de interés pactada.

Ahora, en el mercado hay varias clases de ‘factoring’.

* ‘Factoring’ con recurso o con responsabilidad.

En esta operación, el proveedor endosa, con responsabilidad, los derechos económicos incorporados en la factura y se compromete a realizar el pago en caso de que el comprador incumpla.

* ‘Factoring’ sin recurso o sin responsabilidad: En esta, el proveedor endosa la factura y el comprador será el único responsable ante el intermediario financiero de realizar el pago.

Siga bajando para encontrar más contenido