El negocio de las hamacas colombianas en Holanda

El mercado de las artesanías se abre a oportunidades en Europa y Estados Unidos.

Hamaca

80 Hamacas exportó por vez primera D’HYLOS en mayo de 2015 y ese mismo mes envió 100 más a Costa Rica.

Archivo

Empresas
POR:
Portafolio
febrero 09 de 2016 - 10:43 p.m.
2016-02-09

Cada vez son más las empresas colombianas que deciden lanzarse al mercado internacional con sus productos artesanales, cuya originalidad y exclusividad despunta en mercados como el europeo o estadounidense. Concretamente, una Mipyme llamada D’HYLOS, creada hace dos años en un municipio de Bolívar, es la responsable de que en Holanda estén usando a día de hoy hamacas colombianas.

Desde mayo de 2015, la empresa envía 100 hamacas cada mes a Europa, especialmente de colores crudos como el azul marino y amarillo. La comercialización de ellas es por internet y sus ventas y usos varían según el mes del año.

“De las cosas que más me han gustado de exportar es que los extranjeros pagan el 50% por adelantado y así no tenemos que pedir créditos ni préstamos a nadie. Nunca tenemos deudas y con ese pago nos alcanza para toda la elaboración”, aseguró Yaneth Vásquez, gerente de D’HYLOS a ProColombia, de quienes recibieron asesoría previamente.

Con las ventas internacionales ahora tienen la posibilidad de doblar su capacidad de producción. Y tuvieron que contratar a 12 empleados más, para un total de 40 artesanos, en su mayoría víctimas del conflicto armado a quienes les enseñaron el oficio de tejer hamacas.

Actualmente, la empresa está en negociaciones con un comprador japonés y tienen en la mira a Estados Unidos, donde identificaron potenciales clientes.

“Nos gustaría encontrar una empresa que nos ayude con más materia prima. No queremos recibir efectivo, lo que buscamos es encontrar a alguien que quiera ayudar a crecer nuestra empresa para poder seguir exportando”, explicó Yaneth Vásquez.

EL MERCADO DE LOS PRODUCTOS ARTESANALES

El mercado internacional demanda productos que sean útiles, valorando el diseño y la creatividad del artesano, así como los materiales utilizados.

“Los artesanos colombianos tienen en su cultura el factor diferenciador que el mundo está demandando, sobre todo la exclusividad de diseños que pueden ofrecer y las historias detrás de la elaboración. Para ello se hace necesario considerar las exportaciones como un medio para aprender a mejorar y diversificar el negocio, adquiriendo nuevo conocimiento que permitirá aumentar la competitividad”, señaló María Claudia Lacouture, presidenta de ProColombia.

Entre los mercados con oportunidades para este segmento, están: Estados Unidos, España, Reino Unido, Alemania, Holanda, Francia, Rusia, Hong Kong y Japón.

Históricamente el principal importador mundial de artesanías es Estados Unidos y los países de Europa. También hay oportunidades en otras regiones como en Medio Oriente, Australia y Asia.

El sector artesano representa el 15 % de la ocupación en el sector manufacturero con 350.000 personas aproximadamente, de acuerdo con un estudio de la firma consultora Creata.

Entre los oficios más importantes se destaca el de tejeduría con el 57,52 %, la madera con el 13,48 % y la cerámica con el 7,37 %. El 56,11 % del sector artesanal desarrolla su actividad en pequeñas unidades productivas y en forma individual. De este modo, el 24,41 % de la producción se realiza a mano y el 57,10 % utiliza herramientas simples. También se caracteriza por utilizar principalmente recursos naturales como insumo básico en la elaboración de sus productos.