Nestlé apuesta por el mercado de hoteles y restaurantes

La multinacional anuncia la incursión en el país en un negocio que en Latinoamérica asciende a los 800 millones de dólares. La meta es, en los próximos cinco años, doblar la facturación en Colombia.

Christof Leuenberger, director regional de Nestlé Professional para América Latina.

Carlos Ortega/Portafolio

Christof Leuenberger, director regional de Nestlé Professional para América Latina.

Empresas
POR:
noviembre 12 de 2015 - 03:43 a.m.
2015-11-12

Después de seis años de preparar el terreno a nivel internacional, la multinacional Nestlé entra de lleno al negocio de atender en alimentos y bebidas a hoteles y restaurantes en Colombia.

En el mundo, la compañía tiene, a través de su división especializada Nestlé Professional, el 7 por ciento de su facturación.

Además, se considera líder global del segmento con un 4 por ciento de participación, porcentaje que advierte sobre la dura competencia por ese mercado.

Por su parte, en Latinoamérica las ventas en este negocio en particular suman 800 millones de dólares, monto que va en crecimiento.

“Incluso hace tres años eran 500 millones de dólares”, dice Christof Leuenberger, director regional de Nestlé Professional para América Latina, quien ayer explicó a Portafolio la nueva estrategia de la compañía en el país. A su juicio, el mercado general de ‘food services’ en países distintos a Estados Unidos y los europeos tiene una oportunidad porque desde hace poco el cliente empieza a especializarse y a buscar opciones.

Asegura que la empresa se ha dedicado a hacer la tarea ‘de casa’, de lanzar productos, acercarse a que sí han escuchado mucho sobre Nestlé Professional.

“Es una industria en la que hay que estar muy cerca del cliente y recién estamos emergiendo como jugador, más que como proveedor de productos”, comenta.

Lo que la compañía busca es el contacto directo con el operador, y no tanto en los canales mayoristas de comercio, aunque tiene algunos productos en esos supermercados especializados.

Según el directivo, Colombia se convierte en un mercado interesante por las características de la oferta.

Mientras que en Latinoamérica los productos de alimentos y bebidas se comercializan en partes iguales entre hoteles, restaurantes y clientes institucionales, en Colombia esa proporción está desbalanceada: 80 por ciento es de bebidas y el 20 por ciento restante es de alimentos.

Eso lo que quiere decir es que en alimentos hay un potencial interesante de crecimiento con un entorno de fuerte profesionalización en el sector, comenta Christof Leuenberger.

“Colombia está en un nivel medio en la región. En los últimos tres a cuatro años hemos crecido siempre a doble dígito. Hemos expandido mucho y en el volumen se ha crecido año tras año, aunque en dólares por la devaluación se ha descendido un poco”, dice el directivo.

De hecho, asegura, el país está en el quinto lugar entre nueve países de la región con un 5 por ciento de las ventas totales.

En el mapa de países, México, Brasil y Chile se llevan el 70 por ciento de la facturación.

“Yo estoy contento con el negocio en Colombia porque en los últimos años ha reaccionado muy bien a nuestras nuevas soluciones. Lo encuentro muy abierto a la innovación y a la eficiencia y eso para nosotros es lo mejor”, agregó.

LA ESTRATEGIA

Muchos restaurantes trabajan hoy con los productos comerciales, pero en Nestlé consideran que en la medida que se acercan a los consumidores con sus soluciones el interés crece.

Al referirse a los factores que inciden para que este negocio sea prometedor, el director regional de Nestlé Professional para esta parte del mundo señala la evolución de las economías.

Consumidores con mayor poder adquisitivo y mayores inversiones en los restaurantes y los hoteles son factores que hacen atractivo el mercado.

Argumenta, en segundo lugar, el peso del portafolio de productos.

Si una compañía tiene productos que dan estandarización y ahorro de tiempo, puede ser una jugadora en el negocio, sostiene el alto directivo.

Desde hace seis años, la empresa reinventó la estrategia al identificar que existen necesidades específicas de hoteles, restaurantes y clientes institucionales.

“No podemos tratar el negocio de ‘food services’ como una prolongación del negocio normal. Por eso, tenemos un portafolio cada vez más orientado a soluciones, no solo ingredientes”, explica Leuenberger.

De ahí que la filosofía de Nestlé Professional es ir más productos que ahorren pasos al profesional de la cocina.

Por ejemplo, tiene un producto que le evita al pastelero la tarea de mezclar los huevos, la mantequilla y el azúcar.

En bebidas, la propuesta para el sector es una máquina de café que acelera el tiempo de atención, y la calidad es alta.

“Ahorramos el tema de entrenamiento del barista, aumentamos la velocidad de dispensación, podemos atender en poco tiempos 200 o 300 tazas, con una calidad muy buena”, añade.

Como un tercer elemento de la estrategia para crecer en este negocio, menciona la distribución.

En este sentido, dice que Nestlé Professional cuenta con una red de aliados que tiene la capacidad de llegar a clientes como los restaurantes de barrio.

El cuarto factor tiene que ver con la promoción de la marca y el apoyo a la formación de cocineros.

De hecho, como carta de presentación en el llamado mercado del ‘food services’ un programa llamado Yocuta (Jóvenes talentos culinarios, en español).

Este plan vincula a estudiantes del sector - en esta ocasión del Sena- a actividades que los acerquen al mundo empresarial y les de herramientas para ser mejores profesionales.

congom@portafolio.co