Nestlé se propone duplicar su negocio profesional en 5 años

La multinacional entra a la categoría de los sazonadores con una salsa negra de Maggi y apuesta a un mayor dinamismo en el consumo de comida fuera del hogar en el país.

Philippe Breitenbucher, Business Executive Officer de Nestlé Professional Colombia habló sobre la evolución del consumo fuera de casa en el país.

Philippe Breitenbucher, Business Executive Officer de Nestlé Professional Colombia habló sobre la evolución del consumo fuera de casa en el país.

Cortesía / Nestlé

POR:
Portafolio
noviembre 22 de 2017 - 09:47 p.m.
2017-11-22

Nestlé Professional, la línea de la multinacional que atiende el segmento de hoteles y restaurantes tiene previsto doblar el negocio en Colombia.

Así lo anuncia Philippe Breitenbucher, Business Executive Officer de Nestlé Professional Colombia, quien es optimista sobre el crecimiento del segmento.

Considera que ya se nota un repunte y una actitud más favorable del consumidor para comer fuera de casa, lo que hace pensar con optimismo en el 2018.

¿Qué buscan con la venta de salsa negra, básica en las preparaciones?

Nestlé Professional siempre busca innovar para brincar soluciones culinarias a los operadores y los cocineros en el país con dos objetivos. Uno, ayudarles a ellos mismos a innovar en sus ofertas de comida pero también a facilitarles su operación ya sea en complejidad, en tiempo.

También buscamos apalancarnos de una marca muy tradicional en Colombia que es Maggi, líder para nosotros en el consumo dentro del hogar y ahora la queremos llevar a las cocinas fuera de casa.

Si bien la salsa negra puede parecer como un producto muy básico estamos entrando a una nueva categoría que es de sazonadores, que crece y que es bastante grande por las eficiencias que se buscan en las preparaciones.

Tiene una alta calidad frente al resto de la oferta que hay en el mercado por el contenido de proteína.

¿Cómo ha evolucionado el negocio profesional?

Nestlé siempre vendía al canal institucional, pero lo que hacía era promocionar los productos emblemáticos de la casa en formatos más grandes.

Con el tiempo hemos evolucionado. Uno de los componentes es el servicio. Contamos con una flotilla de asesores culinarios que acompañan a los diferentes operadores y cadenas de restaurantes y hoteles en sus desarrollos. Pasamos de ser vendedores de un producto más grande a un proveedor de servicio que ayuda a innovar y a generar más eficiencias en su operación. En Colombia tenemos básicamente dos portafolios: bebidas y culinarios.

Nestlé Professional fue lanzado en el 2010, como una división que se dedica a atender este sector que necesita un lenguaje distinto.

Hemos visto un crecimiento de doble dígito en Colombia, entendiendo que es un mercado en pleno desarrollo. El auge de cafeterías, restaurantes y hoteles que han surgido tan solo en el último año es una muestra de esto, tanto en las grandes ciudades como en las zonas turísticas.

¿Cuál es la meta?

Queremos duplicar el negocio en los próximos cinco años, a través de una mayor presencia geográfica y en los distintos canales de consumo. Es una meta retadora, pero factible, teniendo en cuenta los desarrollos en el país.

También nos interesa ofrecer más soluciones alienadas con las tendencias. Por ejemplo, hay una preferencia por la comida asiática y el trabajo nuestro es buscar las mejores soluciones para responder. Vemos propuestas culinarias que vienen del exterior.

¿Qué representa el negocio para Nestlé?

Es el 5% de las ventas globales de todas los negocios de la compañía. Ese mismo porcentaje aplica para Colombia. Dentro Latinoamérica, el país están en el quinto lugar, pero ha ido creciendo rápidamente. México y Brasil son los más grandes, seguido por Chile y por la región que llamamos Centroamérica y el Caribe.

¿Cómo se han ajustado al recorte en costos que han aplicado los restaurantes por el menor consumo?

No diría que se trate de bajar costos. Lo que ocurre es que hay mayor interés por ofertas más eficientes para entregar a los clientes, no necesariamente a un precio menor. Por ejemplo, porciones más pequeñas y la combinación de ciertos ingredientes. Las temporadas de comida italiana o asiática pueden ser soluciones que responden a esa expectativa. Hemos sido muy proactivos en generar demanda. En medio de un ambiente de incertidumbre en el cual el consumidor busca cómo gastar sus ingresos. La idea es impulsarlo haciendo más atractiva la experiencia fuera del hogar.

Los estudios muestran que ha habido una reducción en el monto de la compra, más que en la frecuencia de visita a los restaurantes.

Un menú en un restaurante diez años atrás podría mantenerse por un año sin problema, pero hoy cada semana hay que darles noticias a los clientes no solo por la competencia sino por los consumidores jóvenes que están más informados y piden novedad.

Un dato interesante es que el colombiano, de cada dólar que gasta en comida, el 20% lo destina en sitios distintos a su casa. Es una cifra destacable, si se tiene en cuenta que en Estados Unidos esa cifra asciende al 45%.

¿Este año crecerá este negocio en Colombia?


Sí. Estamos creciendo, tal vez no al mismo ritmo, aunque evidentemente ha sido un año retador para nosotros.

¿Es optimista sobre el 2018?

Hay que ser optimistas. Esas tendencias siempre son coyunturales. En las conversaciones con nuestros aliados estamos viendo un repunte, incluso en el corto plazo.

Siga bajando para encontrar más contenido