Nueva condición para el TLC con Estados Unidos

Gobierno de EE. UU. fija como requisito la prórroga del programa de asistencia a trabajadores.

Archivo Portafolio.co

Barack Obama

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 17 de 2011 - 01:44 a.m.
2011-05-17

El Gobierno de Estados Unidos condicionará la presentación ante el Congreso de los tres tratados de libre comercio pendientes -Colombia, Panamá y Corea del Sur- a la renovación en el Capitolio de un programa de asistencia a los perjudicados por estos pactos.  

Así lo afirmó ayer en una rueda de prensa telefónica el presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Gene Sperling: “siempre se ha sabido que creemos que la aprobación de los TLC debe estar acompañada por esta asistencia”. 

El programa, conocido como Asistencia para el Ajuste al Comercio (TAA, por sus siglas en inglés), busca ayudar a los trabajadores y granjeros perjudicados por el comercio internacional.

La Administración del presidente Barack Obama amplió hace dos años este programa, pero esas provisiones expiraron en febrero.  Según explicó el representante de Comercio Exterior, Ron Kirk, en la misma rueda de prensa, en la actualidad los tres TLC pendientes se encuentran en fase de consultas informales con el Comité de Finanzas en el Senado y de Asignaciones en la Cámara de Representantes para acordar un borrador de proyecto de ley. 

Una vez se llegue a un acuerdo sobre el borrador se presentaría la legislación ante el Congreso. Pero, indicó Kirk, “ese paso no se dará hasta que no tengamos” progresos en la TAA. 

“Somos optimistas en que podremos lograr un acuerdo bipartidista sobre este asunto”, agregó el alto funcionario, quien subrayó: “creo que podemos colaborar con los líderes en el Congreso para lograrlo”.   El Gobierno de Obama condiciona al Congreso estadounidense para presentar los TLC.

El otro plazo para Colombia se cumple el próximo 15 de junio

EL TLC pendiente con Colombia está sujeto a la aplicación por parte del país andino de un plan de acción acordado entre Obama y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que establece una serie de plazos para que Bogotá ponga en práctica medidas para proteger a los sindicalistas y los derechos laborales.  El próximo plazo se cumple el 15 de junio.

“Seguimos manteniendo reuniones” con los representantes colombianos para el seguimiento del plan de acción, explicó el representante de Comercio Exterior, Ron Kirk, pero "las conversaciones progresan muy bien".

Altos funcionarios de la administración estadounidense afirmaron que los tres TLC -Colombia, Panamá y Corea del Sur- progresan al mismo tiempo en las conversaciones informales con el Congreso de ese país. Los tres tratados han sido aprobados por los congresos de cada país.

Los gremios  reciben bien  el plan laboral y sindical 

 

Para los dirigentes gremiales colombianos los términos acordados entre el presidente Obama y Santos, de abril pasado, fueron bien recibidos, pues acatar y aplicar las normas del código del trabajo, que incluye beneficios económicos para los trabajadores y los derechos de organización y negociación, es lo menos que puede esperarse de las empresas que operan en Colombia. Y el Plan no modifica el código.

Ante ello, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, dijo que (el Plan) presentado por Santos “no reviste ninguna sorpresa o elemento nocivo para la actividad empresarial”. Por su parte, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, anota: “no hay algún cambio revolucionario en lo que ya tiene el país (salvo la penalidad al impedir la creación de sindicatos).

Son cambios bien intencionados y justos, a los que nadie se opone”.   Igualmente, y tras la presentación del plan, el presidente Santos le propuso a la cúpula gremial sellar un Pacto Social, más allá de los derechos laborales y sindicales, el cual el vicepresidente Angelino Garzón define como: acuerdos para generar empleo formal, erradicar la informalidad e impulsar un sistema pensional sólido, con armonía entre los esquemas de prima media y el de los fondos privados. Mejía señala que, la Comisión de Concertación de Políticas Laborales y Salariales es el escenario apropiado para abordar esos temas.   

Siga bajando para encontrar más contenido