Nuevo Centro de Convenciones de Bogotá inicia construcción

El proyecto tendrá una inversión de 280 mil millones de pesos y estará listo en el 2016.

El proyecto tendrá una inversión de 280 mil millones de pesos y estará listo en el 2016.

Archivo particular

El proyecto tendrá una inversión de 280 mil millones de pesos y estará listo en el 2016.

POR:
marzo 19 de 2014 - 05:14 a.m.
2014-03-19

Hoy se formaliza el inicio de obra del Centro Internacional de Convenciones de Bogotá (CICB), identificado como Ágora, que complementará los servicios que ofrece el recinto de Ferias y Exposiciones, Corferias, en el occidente de la ciudad.

“En el proyecto, que estará listo a finales del 2016, se invertirán cerca de 280 mil millones de pesos”, dijo el arquitecto Daniel Bermúdez, quien en el 2011, a través del consorcio Bermúdez y Herreros de Colombia y España, respectivamente, ganó el concurso para construirlo.

El colombiano ha liderado obras como la Biblioteca El Tintal y el Centro Cultural Biblioteca Pública Julio Mario Santo Domingo, para citar solo algunas.

Por su parte, el arquitecto español Juan Herreros, tiene en su portafolio el recinto ferial de Cuenca y la biblioteca Pública en Usera, ambos en España, entre otras edificaciones realizadas en Europa y Estados Unidos.

INNOVA SE CONSOLIDA

Para Bermúdez, “este edificio es muy importante como respuesta a un sueño urbanístico que se bautizó como Innova”.

Según la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), Mónica de Greiff, que ha estado al frente del proceso, efectivamente, la iniciativa forma parte de ese anillo de innovación, identificado en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que articula el Aeropuerto Internacional Eldorado con el centro histórico de Bogotá y otros proyectos urbanos en desarrollo.

“Es una obra que cumple con los objetivos trazados: fortalecer el liderazgo de la ciudad y de la región en el turismo de negocios, contribuir a mejorar la competitividad y generar un impacto positivo a nivel económico”, agregó la directiva.

Otro valor agregado, según datos de la Cámara, es que tras la construcción, el espacio público del sector se cualificará y, en consecuencia, la rentabilidad del suelo será relevante.

“Ese gana-gana incluye, además, el mejoramiento de las condiciones de seguridad de la zona intervenida”, concluyó.

Gabriel E. Flórez G.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido