Nuevo socio haría que Conconcreto ‘pegue más duro'

Aparte del respaldo del músculo financiero de Vinci, que acaba de adquirir un 20 % de la multilatina antioqueña, esta le transferirá tecnología que le daría ventaja para las concesiones 4G y las APP.

Nuevo socio haría que Conconcreto ‘pegue más duro'

Archivo

Nuevo socio haría que Conconcreto ‘pegue más duro'

Empresas
POR:
julio 16 de 2015 - 02:34 a.m.
2015-07-16

La firma Conconcreto hizo pública hace una semana la venta del 20% de sus acciones a la francesa Vinci, transacción que aún está pendiente de autorización por parte de los organismos de control empresarial colombianos, con un monto cercano a los 288.000 millones de pesos.

En entrevista con Portafolio, el presidente de la multilatina antioqueña, Juan Luis Aristizábal, habló de las potencialidades que esta alianza, específicamente en el contexto del desatraso en infraestructura vial que proyecta el país.

¿Cómo se gestó ese negocio?

Somos cercanos a Vinci desde hace más de 10 años, a través de la sociedad Soletanche Bachy Cimas, especializada en cimentaciones especiales y obras subterráneas y con ellos también nos hemos consorciado para participar en las licitaciones de las autopistas 4G. A raíz de esta relación, y de ver el potencial de Colombia, Vinci presentó su propuesta para la compra del 20 % de Conconcreto mediante una emisión privada de acciones. La oferta fue aprobada por unanimidad en la junta directiva el pasado 10 de julio.

¿Cómo se hará el pago?

Dependerá del reglamento de emisión y colocación de acciones que elabore la junta, en caso de que la oferta sea definitivamente aprobada por los accionistas en la asamblea general extraordinaria.

¿Qué fortalezas les da esta alianza?

Vinci es líder en construcción y concesiones a nivel global, con experiencia en ingeniería, estructuración, ejecución y operación de grandes proyectos de infraestructura. Así mismo, tiene experiencia en otros nichos de construcción donde Conconcreto no hace aún presencia. Con esta alianza ambas compañías podremos capitalizar oportunidades en nuevos nichos de mercado. Además, con el fortalecimiento patrimonial que genera la inversión de Vinci tendremos el músculo financiero para continuar participando en grandes proyectos de infraestructura y en la estructuración de Alianzas Público-Privadas (APP).

¿Específicamente qué procesos que ustedes no tenían llegan con ellos?

Por ejemplo, en el estudio de uno de los proyectos 4G, Vinci trajo a la mesa una propuesta tecnológica en materia de túneles que le permitió al consorcio ser más eficiente en los costos. Como estos, son muchos los aspectos en los que podremos optimizar diseños y ejecución de las obras para ahorrar tiempo y costos.

¿En qué posibles APP y concesiones 4G piensan participar?

Las dos APP que se encuentran en factibilidad son el RegioTram, un tranvía con dos corredores: occidente (Carrera Décima - -Facatativá) y Sur (Estación de La Sabana- Soacha) en Bogotá. Y el Corredor Buga-Buenaventura, que conectaría el principal puerto marítimo de Colombia sobre la costa pacífica con el interior del país mediante una vía en doble calzada. Estamos expectantes al resultado de la evaluación. Con respecto a los proyectos 4G, estaremos pendientes de los que vienen en la tercera ola para estudiarlos y definir en cuáles nos interesa participar.

¿Se abren más mercados a partir de la alianza con la francesa Vinci?

En principio vamos a tener una fase exploratoria. El portafolio de Vinci incluye construcción, concesiones y otras participaciones en el mercado a través de sus más de 2.000 empresas en diferentes partes del mundo. Su experiencia será importante para fortalecer nuestras operaciones en infraestructura y concesiones, así como en posibles joint ventures que nos permitan extender la participación en la región andina.

¿Habrá cambio de nombre o de marcas?

La compañía continuará con su misma dinámica, solo que con el respaldo de un socio que, además de aportarnos recursos frescos, nos agregará la experiencia para crear valor en los proyectos de infraestructura y concesiones actuales y a los nuevos que en conjunto desarrollemos.

¿Hay nuevas emisiones de acciones a la vista?

Por ahora no. Nos concentraremos en consolidar la alianza con Vinci, en caso de ser aprobada, y con el Grupo Argos, con quien creamos un fondo inmobiliario que inicia sus operaciones el primero de agosto. En esta estrategia de inversión inmobiliaria esperamos crecer en activos que hoy están valorados en 1,6 billones de pesos, a 2,6 billones en el mediano plazo.

¿Hay más movimientos en mente en el campo inmobiliario, fuera de la alianza con el Grupo Argos?

Los negocios inmobiliarios, es decir, la comercialización y operación de centros comerciales, edificios corporativos, centros logísticos, unidades de autoalmacenamiento, hoteles y soluciones corporativas se harán a través del Fondo. Los negocios de infraestructura, concesiones y de vivienda seguirán siendo atendidos directamente por Conconcreto. Esperamos que el Grupo Conconcreto genere un volumen de obra superior a un billón de pesos al cierre del año. Esto, teniendo en cuenta proyectos nacionales e internacionales y manteniendo la tendencia de crecimiento de los últimos años.

¿Cómo les fue en el primer semestre?

El 12 de junio reportamos el primer trimestre bajo normas internacionales (NIIF). Los ingresos consolidados alcanzaron 255.503 millones de pesos, con un incremento del 46,6 % frente al primer trimestre del 2014, resultado de mayor volumen de infraestructura, mayores ingresos asociados al portafolio inmobiliario y al crecimiento de las actividades de nuestras filiales, entre ellas, Industrial Conconcreto.

¿En qué líneas de negocio ven mejor futuro para el 2015?

A marzo, el backlog (acumulación de trabajo no completado) de Conconcreto se ubicó en 2 billones de pesos, que nos brinda seguridad de operación para los próximos 2,5 años. El 53 % de este monto corresponde a ejecuciones futuras de proyectos de infraestructura, 38 % a proyectos de edificación y el 9% restante al portafolio de vivienda.

Néstor Alonso López 
Redacción Portafolio