Bajó el número de firmas en dificultades financieras

Confecámaras dice que los empresarios han sabido enfrentar la crisis anunciada.

El comercio es uno de los sectores en repunte.

Archivo particular

El comercio es uno de los sectores en repunte.

Empresas
POR:
abril 21 de 2015 - 01:40 a.m.
2015-04-21

Durante el primer trimestre de este año, 16 empresas fueron aceptadas en procesos de liquidación por la Superintendencia de Sociedades, 33 % menos que en el mismo periodo del 2014, cuando fueron 24. Adicionalmente, en la misma temporalidad del año pasado fueron 41 compañías en reorganización, frente a 35 de enero a marzo del 2015, también con una disminución del 14,6 %.

Para el superintendente, Francisco Reyes Villamizar, esta mejoría refleja las paradojas de la coyuntura internacional que tiene a las firmas asociadas al petróleo en ascuas, mientras que les está generando mayores ingresos a otras.

De hecho, del total de insolventes, el 20 % tiene relación con la extracción de combustibles. Mientras tanto, floricultores y compañías agrícolas, que se ubicaron en este poco virtuoso listado en años pasados, están ahora ausentes.

“Mientras que el sector petrolero está recibiendo 50 % menos por la caída de los precios, los floricultores reciben 40% más por la devaluación del peso frente al dólar”, dijo Reyes.

El funcionario añadió que no hay indicios de que la explicación sea que las empresas estén resolviendo la situación en otras instancias y que “da para pensar que no hay una crisis sistémica”. Además, en esto se explica que no haya crecido el desempleo.

Al mirar sectores, en servicios se saltó de 14 empresas en dificultades a 7; en comercio, de 12 a 9, y en manufactura de 9 a 4.

Por su parte, el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez, ve congruente el panorama mostrado por la Supersociedades con los campos que tuvieron buen desempeño en el 2014.

Recordó que “el sector comercio creció al 4,8, levemente por encima de la economía, y el sector manufacturero, que venía de un crecimiento negativo está teniendo crecimientos modestos pero positivos”.

Adicionalmente, según el dirigente gremial, regiones que vivieron circunstancias críticas lograron superarlas. Así ocurrió con el nororiente (Cúcuta y sus alrededores) que frente a las dificultades del comercio con Venezuela supo diversificar la economía, ayudado también por las medidas de choque implementadas por el Gobierno.

“En el caso de Nariño, la devaluación del peso ha generado un efecto positivo en exportaciones a Ecuador, cuya economía está dolarizada”, agregó.

Según el Presidente de Confecámaras, el otro aspecto es que la industria reaccionó muy rápido a los primeros síntomas de una crisis anunciada, optimizando sus procesos, aprovechando oportunidades del entorno y buscando nuevos mercados.