OBM, una empresa criolla que vive del inglés

Óscar Baracaldo Morales, asegura que en Colombia hay mitos sobre el idioma inglés.

POR:
mayo 26 de 2011 - 12:26 a.m.
2011-05-26

 

Sostiene que, como en toda carrera, profesión u oficio, la disciplina es el mejor aliado para aprender. La empresa nació en 1996 y ya tiene 1.200 empleados.

Hace 15 años, una pareja de quindianos decidió abandonar su condición de empleados para crear su propia empresa.

Optaron por abrir una institución dedicada a enseñar inglés, la que bautizaron con la razón social de OBM.

Hoy, cuando la compañía está cumpliendo los primeros tres quinquenios de funcionamiento, su presidente, Óscar Baracaldo Morales, está más convencido que antes, de que en Colombia es posible hacer empresa.

Es más, Baracaldo no solamente enterró la creencia de que generar su propio empleo y darles trabajo a muchas personas es una tarea difícil de llevar a cabo en Colombia, sino que también ha contribuido a acabar con el mito callejero de que quien no estudie inglés con la plata de los papás nunca podrá aprender.

El empresario le contó a Portafolio el camino recorrido para convertirse en una empresa con 1.200 empleados, más de medio centenar de oficinas y presencia en 11 países de América Latina, dedicadas a enseñar inglés a empresarios, ejecutivos, inversionistas, académicos y jóvenes.

¿Cómo nació la empresa?

Nacimos como una compañía editorial, el 3 de junio de 1996.

¿Cuándo decidieron dedicarse a dictar cursos de inglés?

Desde cuando se creó la empresa, pues yo trabajaba antes en una compañía dedicada a la comercialización de cursos de inglés.

¿Cuál es el método utilizado por ustedes para enseñar el idioma?

Es el sistema Private Teacher, que se actualiza permanentemente. Se trata de una metodología de origen estadounidense que nhace énfasis en la comprensión del idioma.

¿Qué expectativas tienen del mercado?

Estamos muy satisfechos con el comportamiento de la demanda nacional. Cada vez hay más colombianos, especialmente profesionales, interesados en aprender inglés.

Además, en los próximos meses abriremos los cursos de Magic English, que es la franquicia de Disney, para enseñarles la lengua inglesa a los menores de edad.

¿Quiénes toman los cursos de OBM?

Empresarios, ejecutivos, profesionales, estudiantes universitarios, e incluso amas de casa y familias completas. El 15 por ciento de nuestros clientes corresponden a planes corporativos en los que las empresas envían un grupo de personas que, por estrategia requieren aprender el idioma.

¿Tienen planes de expansión?

Sí. Estamos trabajando la idea de abrir oficinas en países desarrollados, donde la población es mayor.

Los seres humanos ya no son habitantes de una ciudad o un país sino de todo el mundo.

¿Quiénes se interesan más por aprender inglés: los hombres o las mujeres?

Hasta hace 10 años había más hombres que mujeres en nuestros cursos, pero hoy la proporción está más o menos equilibrada.

¿De qué edades son los estudiantes de inglés?

La mayoría son profesionales entre 20 y 30 años, que requieren el idioma para buscar un trabajo o para irse del país.

¿Qué tan clave es saber inglés?

Una persona que sepa inglés tiene mayores oportunidades laborales y mayores ingresos. Además, la posibilidad de tener acceso a más información.

¿Cuánto vale un curso de inglés?

En promedio, entre 3,5 y 5 millones de pesos, por los seis meses. Durante ese periodo, y con disciplina, es posible aprender.

¿Es difícil conseguir profesores en Colombia?

No. Aquí hay mucha gente que sabe inglés y le gusta enseñarlo.

Presencia en 11 países

Las necesidades generadas por la competencia laboral en América Latina, ha llevado a los nuevos profesionales de todos los países a prepararse cada vez mejor para ocupar puestos de relevancia en sus naciones o en el mercado internacional.

Esa fue la razón por la que OBM entendió, poco después de su nacimiento, que era necesario extender el servicio a Ecuador, donde ya tiene 24 oficinas, Costa Rica, México, El Salvador, Panamá, Guatemala, República Dominicana, Honduras, Perú y Bolivia.

“Hemos logrado llegar a esos mercados, mantenernos y crecer, gracias a la eficiencia del método”, dijo Óscar Baracaldo, el presidente de la compañía colombiana, cuya sede principal está en Bogotá.

Siga bajando para encontrar más contenido