Ocho claves para crear un ‘contrato emocional empresarial'

Uno de los elementos claves para que se desarrollen las organizaciones es la retención de talento.

Pagar más que la competencia no es la solución.

Archivo particular

Pagar más que la competencia no es la solución.

Empresas
POR:
febrero 28 de 2015 - 12:47 a.m.
2015-02-28

Las empresas se ven hoy enfrentadas a realidades que afectan sus procesos de desarrollo: la alta tasa de rotación del personal, el incumplimiento de objetivos propuesto o la baja reputación organizacional. Es imperativo generar, además del contrato laboral, un contrato de tipo emocional, que facilite el reconocimiento, autorrealización y bienestar integral de los colaboradores.

Dando como resultado sentido de compromiso, responsabilidad y capacidad para que se cumplan las estrategias trazadas.

Aquí ocho consejos para crear el “Contrato emocional” con ayuda de la programación neurolingüística:

1. Adopte el efecto Pigmalión: crea en su colaborador, vea, sienta y escuche el potencial y capacidades que tiene, de esta manera, inconscientemente influirá en el rendimiento, productividad y cumplimiento de resultados.

2. Conozca el canal preferente de comunicación de su colaborador: cada persona maneja un canal de comunicación preferente: unos son visuales, otros auditivos y otros emocionales, identifique y comuníquese con su colaborador por ese canal, esto hará que la comunicación sea asertiva y se genere confianza y credibilidad.

3. Conozca el mapa mental de su colaborador: cada persona percibe la realidad de una forma diferente y por ende reacciona ante una misma situación de forma diferente, desarrolle la capacidad de entender el mapa mental de su colaborador, generando un ambiente de respeto.

4. Entienda la intención positiva de las acciones de su colaborador: toda acción, por inadecuada que sea, tiene una intención positiva de fondo, por ejemplo, su colaborador no entrega a tiempo el informe requerido (conducta inadecuada), su intención positiva puede ser que requiere mayor atención de su jefe.

La idea es retroalimentar la conducta inadecuada y desarrollar la intención positiva, generando mayor responsabilidad, cambios de conducta y una forma adecuada para la resolución de conflictos.

5. Dedique 15 minutos a ejercicios cerebrales: con programación neurolingüística, usted y sus colaboradores pueden desarrollar la creatividad, concentración, memoria y procesos de innovación, por medio de ejercicios de gimnasia cerebral.

6. Refuerce inconscientemente los logros de su colaborador: utilice técnicas de anclaje visual (Sonrisa, gestos) auditivos (elogios) y emocionales (abrazo, apretón de mano) para interiorizar el éxito y el logro como un estilo de vida en su colaborador.

7. Invierta en el ser de su colaborador: las personas de éxito invierten más en el ser que en el tener, busque la preparación en excelencia integral de sus colaboradores, de esta manera contarán con herramientas para enfrentar los nuevos retos que la organización se propone.

8. Reconozca el valor del contrato emocional: el contrato emocional es la oportunidad que usted como jefe le da a su colaborador de aprender, crecer en responsabilidades, fomentar estados de excelencia, de ayudar a otros y tomar decisiones asertivas.

Alba María Ruiz O.

Especial para Portafolio

www.seraslibrepnl.com