En octubre habría Conpes para la productividad

Buscan impulsar la formalización de las empresas. Hay reparos de los gremios a la propuesta.

Cecilia Álvarez-Correa, ministra de Comercio, Industria y Turismo.

Archivo particular

Cecilia Álvarez-Correa, ministra de Comercio, Industria y Turismo.

Empresas
POR:
septiembre 25 de 2015 - 02:26 a.m.
2015-09-25

En Colombia existen 924.000 empresas registradas en cámaras de comercio y hay un número similar que funcionan en la informalidad para evadir obligaciones.

Ese fenómeno es considerado como un obstáculo para la productividad del país, razón por la cual el centro del documento Conpes para la transformación productiva, cuyo borrador está prácticamente listo, tendrá una política de formalización como antídoto para contrarrestarlo, según anunció ayer en Cartagena la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, dentro del 52 Congreso Anual de Confecámaras.

Dentro del mismo certamen, el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez, reveló que el texto sería presentado y aprobado por el alto Gobierno en octubre.

“La tragedia de esto es que tanto unos como los otros pierden: los formales tienen que poner en la mesa los recursos para poder atenderlos a todos, o sea el doble; y los informales porque tienen limitaciones para crecer y son víctimas de procesos delincuenciales, por ejemplo para el acceso a créditos, que por demás son onerosísimos, no tienen acceso a las redes de distribución, ni a la seguridad social y trabajan en condiciones deplorables”, explicó Domínguez.

El dirigente de las cámaras de comercio resaltó que mientras el promedio de vida de una sociedad formalmente constituida es de 8 años, una ilegal no llega a los dos años y se ve abocada a transformarse, como los camaleones, para evadir controles.

El proyecto de Conpes viene siendo debatido hace casi un año a instancias del Sistema Nacional de Competitividad e Innovación (SNC) en sesiones semanales y pretende que haya un papel más protagónico del empresariado para el desarrollo del país, no con subsidios, sino fortaleciendo su capacidad productiva, máxime cuando la coyuntura internacional del dólar caro representa una oportunidad de que muchos productos nacionales reemplacen a los importados.

La intención es impulsar la innovación en los procesos, productos y mercados, que sean más eficientes y formulen planes estratégicos en los cuales se visualicen a mediano y largo plazo. De esta manera podrán acceder mejor a créditos, a programas del Gobierno y a las redes de distribución para llegar a sitios donde no están.

Una de las medidas concretas tiene que ver con instaurar un ‘minitributo’ para las empresas más pequeñas, en vez de los múltiples impuestos vigentes hoy día y que hacen a muchas inviables.

“Es como si a un enfermo se le pone un alto nivel de antibiótico, es un proceso donde hay que ir progresivamente integrando estas unidades a la informalidad, para que vayan adquiriendo mayores defensas, mayores fuerzas para competir”, explicó el Presidente de Confecámaras.

Así mismo, el proyecto contempla la exención del cobro por matrícula mercantil para compañías que actualmente están en la frontera del lado venezolano y que decidan trasladarse a Colombia, e igualmente para las empresas nuevas que se asienten en Cúcuta. Esto sería durante el tiempo que dure el estado de emergencia que fue decretado por el Gobierno a raíz de la crisis con Venezuela. El beneficio se aplicaría a las empresas nuevas que se asienten en la frontera.

Néstor Alonso López

Cartagena