Las oficinas de las entidades estatales se quedaron pequeñas

Al menos una decena de instituciones públicas del orden nacional han tenido que tomar en arriendo inmuebles complementarios para poder albergar a todos sus empleados.

1. La Contraloría no tiene dónde despachar. 2. La Superintendencia de Notariado avanza en la construcción de su nueva sede.

Archivo Portafolioco

1. La Contraloría no tiene dónde despachar. 2. La Superintendencia de Notariado avanza en la construcción de su nueva sede.

Empresas
POR:
enero 08 de 2015 - 01:22 a.m.
2015-01-08

Los problemas de sede no son exclusivos de la Contraloría General de la República y de la Contaduría de la Nación. Al menos una decena de instituciones estatales, entre ministerios, departamentos administrativos y entidades adscritas o vinculadas, han comenzado a padecer hacinamiento, por lo que han tenido que contratar oficinas en zonas diferentes a la sede principal, otras están en ese plan o incluso tienen entre sus proyectos construir, comprar o tomar en arriendo nuevas sedes.

En la actualidad, la Central de Inversiones S.A. (Cisa), la entidad que administra los bienes públicos, tiene registrados unos 600 inmuebles, entre ellos, edificios, lotes, bodegas y otros. Entre tanto, se calcula que los funcionarios del Estado superan el millón de personas.

Entre las instituciones con problemas de sedes figuran Ecopetrol, el Banco Agrario, el ICA, la Superintendencia de Notariado, la Defensoría del Pueblo, la Upme y Colpensiones.

Por ejemplo, el fortalecimiento de la institucionalidad minero-energética ha implicado un aumento de personal en las entidades adscritas al Ministerio de Minas y Energía, lo que ha conllevado que algunas dependencias hayan ampliado sus sedes en Bogotá y otras estudien la posibilidad de una expansión hacia las regiones.

Así mismo, la Unidad de Planeación Minero Energética, Upme, que en poco tiempo pasó de 76 a 126 funcionarios, por lo que, el año pasado, la entidad decidió pasarse de su antigua sede de la carrera 50 con calle 26, a unas instalaciones nuevas que compró la entidad en el piso noveno del Centro Empresarial Arrecife (Avenida calle 26 con carrera 69D).

Por otro lado, la sede de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ubicada en la primera fase de la ciudadela empresarial Luis Carlos Sarmiento, también se está quedando pequeña. Sin embargo, la institución tiene un plan de fortalecimiento regional, lo que podría implicar la apertura de sedes en otras regiones.

La Agencia Nacional Minera no planea crecer en Bogotá, donde opera en instalaciones arrendadas con contrato a 4 años. En caso de crecer, lo hará a través de sedes regionales.

ECOPETROL, SIN ESPACIO

Ecopetrol tiene archivado el proyecto para construir un centro empresarial en Bogotá, que unificaría en un solo sitio las 10 oficinas que tiene en varios puntos de la ciudad. Sin embargo, el proyecto aún no tiene el visto bueno de la junta directiva.

Entre tanto, la sede nacional el Banco Agrario inició en 1999 en el edificio de la extinta Caja Agraria, y hoy tiene oficinas en siete edificaciones diferentes. Sin embargo, los últimos traslados obedecen a que va a remodelar la sede principal.

La dirección nacional de Colpensiones, está dispersa por siete edificaciones en Bogotá. De esta entidad, la presidencia y la mayoría de las vicepresidencias despachan en la torre B del centro empresarial y comercial Avenida Chile, otros trabajadores están en la sede de la calle 71 con 10, en la 73 con 10, en la 100 con 19, en la 73 con 30 y en la 93 con 13.

El ICA conformó un ‘bloque de búsqueda’, con el fin de encontrar una sede que tenga no menos de 8.000 metros cuadrados. Hoy funciona en la anterior sede de Caracol Radio en la zona industrial, donde hay serios problemas de inseguridad.

La Superintendencia de Notariado y Registro está en el plan de construir su nueva sede a través de una Asociación Público-Privada (APP. El proyecto que está en fase de factibilidad.

Tampoco la Superintendencia de Industria y Comercio funciona en sede propia. Esta entidad ocupa ocho de los 10 pisos del edificio Bochica, cercano al Centro Internacional de Bogotá, el cual es propiedad de la Caja de Vivienda Militar.

A propósito de ministerios y otras entidades, vale recordar que la Empresa de Renovación Urbana Nacional Virgilio Barco impulsa un megaproyecto en el actual Centro Administrativo Nacional (CAN), en el occidente de la ciudad, donde se concentrarán principalmente entidades descentralizadas o de primer piso que no tienen funciones de Gobierno y atienden grandes masas de ciudadanos, aunque se prevé la llegada de ministerios, entre ellos el de Defensa.

Como parte del proceso, la misma entidad gestiona otro plan de renovación en el centro histórico de Bogotá. Allí, se intervendrán las zonas más deterioradas del sector comprendido entre las calles 6ª. y 10ª., y las carreras 9ª.y 10ª., y entre las calles 4ª.y 6ª., y las carrera 8ª.y 9ª.; la iniciativa arquitectónica propone edificios para los ministerios de Justicia, Trabajo e Interior. En conjunto, un megaproyecto de largo aliento que tomaría hasta 25 años para su consolidación.

El edificio del Ministerio de Hacienda en Bogotá, aunque no tiene problemas de hacinamiento, está siendo remodelado con cambio de pisos y mobiliario nuevo. Esta entidad, que funciona en la calle 6 de Bogotá, y comparte espacio con la Dian, busca una mejor redistribución de sus colaboradores.