OCP de Ecuador ya movió 10 millones de barriles colombianos

El crudo comienza su recorrido desde la interconexión del oleoducto transandino (OTA), en el municipio de Orito, departamento del Putumayo.

Estación OCP Amazonas

Estación OCP Amazonas, Lago Agrio, Ecuador.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
noviembre 10 de 2016 - 12:27 p.m.
2016-11-10

En la última semana de noviembre el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP Ecuador) llega a la meta de 10 millones de barriles de petróleo colombiano transportados.

El logro ha sido gracias a la gestión de los Gobiernos de Ecuador y Colombia quienes hicieron viable este instrumento gracias a la firma de convenios de transporte de crudo con varios productores de petróleo en el departamento del Putumayo desde agosto del 2013.

En el 2014, el programa de integración se consolidó cuando se ejecutaron varios proyectos de infraestructura para fortalecer la integración logrando transportar por OCP Ecuador el petróleo crudo desde Colombia que ha sido a su vez exportado desde el Terminal Marítimo de OCP en Esmeraldas (Ecuador).

“Para OCP Ecuador es un orgullo aportar para la Integración Hidrocarburífera Regional y ayudar a generar riquezas para ambas naciones”,
señala Andrés Mendizabal, presidente ejecutivo de OCP Ecuador.

Agrega el vocero que el hito que han alcanzado “no es solo un trabajo de OCP sino de autoridades de las dos naciones y muchas otras personas detrás de este proyecto quienes han trabajado incansablemente por hacer de este sueño una realidad; y, por supuesto a los clientes colombianos que nos eligieron para transportar su crudo a través de nuestro oleoducto”.

TRAYECTO 

El crudo colombiano comienza su recorrido desde la zona sur oriental del país, más exactamente en la interconexión del oleoducto transandino (OTA), en el municipio de Orito, departamento del Putumayo. 

Posteriormente, el crudo pasa por el oleoducto Orito - San Miguel (OSO) para entrar a territorio de Ecuador por el oleoducto San Miguel - Lago Agrio (OSLA) para luego, a través de la conexión existente llegue al Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) a través de un tubo que tiene 110 kilómetros de longitud.

Una vez que el crudo se encuentre en el SOTE pasa al OCP Ecuador a través de una nueva conexión que hace parte de la infraestructura del Bloque 16 que opera Repsol en Lago Agrio.


El punto de enlace es la Terminal Amazonas de OCP Ecuador, desde donde continúa el crudo colombiano a través de las tres estaciones adicionales de bombeo (Cayagama, Sardinas, Páramo) y dos estaciones reductoras (Chiquilpe y Puerto Quito) para llegar finalmente a la terminal marítima de OCP Ecuador en el puerto de Esmeraldas (costa Pacífica).

UN NEGOCIO RENTABLE

Una de las ventajas que brinda la interconexión es la capacidad para exportar el crudo a buques de hasta 325.000 toneladas.

“Evolucionamos a través de la generación de nuevas oportunidades de negocio, siempre manteniendo nuestros niveles de calidad para ser la opción preferida de transporte de crudo para nuestros clientes”
, reitera Mendizabal, de OCP Ecuador.

Indica además que seguirán trabajando por aumentar el volumen de transporte con los ojos puestos en Colombia buscando generar beneficios para las dos naciones, para los clientes y así continuar apalancando la Integración Hidrocarburírfera Regional”.

OCP Ecuador construyó el primer sistema binacional de descargaderos de crudo con sistemas automáticos de medición y fiscalización.

“La operación por el OCP Ecuador es contingente; es decir, cuando la infraestructura de transporte en Colombia no esté disponible, se puede transportar por esta interconexión hasta 40 mil barriles por día”,
explica un vocero de Ecopetrol a Portafolio.

En julio del 2014, OCP Ecuador inauguró dos bahías de descarga de crudo con capacidad de recepción de 12.000 barriles diarios y a inicios del año 2015 se ampliaron las facilidades para recibir hasta 24.000 barriles por día.

En el primer año de operación se han descargado 6.900 carrotanques, con un volumen de aproximadamente 1,5 millones de barriles.

En los próximos meses, la operación de OCP Ecuador dejará de ser contingente, para convertirse en un actor relevante cuando la producción de petróleo del país aumente su capacidad para ser comercializada en los mercados del mundo.