Opharm, una pyme con mucha visión

La compañía, dedicada a la fabricación de productos para uso en oftalmología y optometría, está construyendo una moderna planta para dar el siguiente paso: vender sus productos en otros países.

En el desarrollo de nuevos pro- ductos y en la ampliación de su infra- estructura, Opharm ha contado con el apoyo del Banco de B

Archivo

En el desarrollo de nuevos pro- ductos y en la ampliación de su infra- estructura, Opharm ha contado con el apoyo del Banco de B

Empresas
POR:
septiembre 20 de 2015 - 05:17 a.m.
2015-09-20

Cuando una pyme tiene un producto de alta calidad y se preocupa por expandirse y ser cada vez mejor, sus posibilidades de crecer son inmensas.

Una muestra de ello es Opharm Limitada, compañía familiar dedicada a la fabricación de una amplia gama de productos para la industria farmacéutica.

La empresa, próxima a cumplir 39 años de operaciones, está desarrollando un plan de crecimiento que incluye la ampliación de su infraestructura física, así como la apertura de mercados en otros países.

Hoy, Opharm cuenta con un portafolio de más de 30 productos para oftalmología y optometría, que van desde las lágrimas artificiales y los parches para los ojos, hasta algunas referencias más sofisticadas que se usan en las cirugías. Sin embargo, la oferta viene en aumento.

David Cañón, gerente de la compañía, explica que hay todo un equipo de profesionales dedicado a trabajar en el desarrollo de nuevas formulaciones y aplicaciones de envases especiales, así como en una tecnología para no usar preservantes en los productos, lo que reduce el riesgo de alergias. Por lo pronto, ya se está trabajando en 18 nuevas referencias que serán lanzadas en los próximos meses.

Pero no se trata solamente de los productos de su marca. En sus instalaciones de Bogotá, en las que trabajan 90 empleados, tienen capacidad suficiente para hacer maquila de 20 productos para laboratorios grandes, medianos y pequeños. De hecho, el 60 por ciento de la producción es de Opharm y el 40 por ciento restante es para otras firmas.

Y la expectativa es ir por más. Con el fin de ampliar la producción para el mercado local y como parte de sus planes de vender en otros países, la compañía está construyendo una nueva planta con lo último en tecnología.

El directivo explica que este proyecto consta de varias fases que serán desarrolladas en los próximos tres años y que demandarán inversiones superiores a los 16.000 millones de pesos. Por lo pronto, ya compraron un par de bodegas en la zona de laboratorios ubicada sobre la Avenida de las Américas en Bogotá y están haciendo los estudios de suelos, la adaptación al Plan de Ordenamiento Territorial, y los diseños.

Aquí, la clave es -asegura Cañón-, que esa infraestructura tiene que ser muy moderna, y por eso en los próximos meses recibirán maquinaria y equipos con tecnología de punta que han adquirido en ferias especializadas en Alemania, Italia y Estados Unidos. Pero no es solo eso, sino que además debe ser flexible, es decir que permita implementar la tecnología que se vaya requiriendo en la medida en que las operaciones lo exijan.

En sus planes de internacionalización, que ya los han llevado al mercado ecuatoriano, también están en conversaciones para llegar a Perú, Panamá, Chile, Argentina e incluso el Medio Oriente. Para esa tarea, algunos miembros de la familia que trabajan en la empresa se están preparando en temas de comercio exterior.

Cañón afirma que uno de los elementos que les ha permitido crecer es la relación de confianza que han construido con el sector financiero durante todos estos años, pues cuentan con acceso a crédito para sus operaciones y a seguros para cubrirse en varios frentes ante alguna eventualidad.

Entre sus principales socios está el Banco de Bogotá, que le ha proporcionado financiamiento para sus proyectos de expansión, así como productos relacionados con el leasing y cuentas personales, entre otros.

El directivo destaca la cercanía del gerente del Banco de Bogotá, pues está pendiente de la empresa y se preocupa por comprender las particularidades del negocio para ofrecer la asesoría y las soluciones financieras requeridas.

“Hemos aprendido cómo en la medida en que somos organizados y que demostremos que tenemos proyectos sólidos y con potencial de crecimiento, podemos tener disponible apalancamiento para las operaciones”, dice el gerente de Opharm.

“Ahora, las relaciones son de confianza mutua”, puntualiza Cañón, y añade que incluso el Banco de Bogotá los ha animado a participar en concursos como la ‘Pyme Gacela’.