Tras operaciones dudosas, liquidarán a Optimizar

Investigan préstamos sin soporte a directivos, después de que se inició la reorganización de la empresa.

Superintendencia de Sociedades

La audiencia en la que se decidió la liquidación se realizó en la sede de la Supersociedades, en Bogotá.

Archivo Particular

Empresas
POR:
Portafolio
noviembre 16 de 2016 - 10:37 p.m.
2016-11-16

Luego de que la Superintendencia de Sociedades ordenó iniciar la reorganización de la empresa Optimizar Servicios Temporales, hace nueve meses, esta realizó préstamos a sus socios, sin que hubiera ninguna justificación.

Esa fue una de las irregularidades por las cuales esta autoridad ordenó ayer que se inicie de inmediato la liquidación de la firma de intermediación laboral que, según fuentes cercanas al proceso, tendría unos 4.000 trabajadores en misión.

Aparte de que los recursos en mención no se han reintegrado, el exrepresentante legal, el exrevisor fiscal y la excontadora, manifestaron que no pueden presentar la información contable que les pidió la Súper porque no la tienen clara y no poseen los soportes contables correspondientes.

El expediente muestra además que desde mayo, la compañía no tenía contador y nombraron a una nueva persona solo hasta octubre.


Pero además, uno de sus clientes principales le terminó el contrato ante los incumplimientos al pago de las obligaciones con las personas contratadas a través de Optimizar.

El superintendente delegado de Procedimientos de Insolvencia, Nicolás Polanía, en calidad de juez, le ordenó a un tercero la devolución de un inmueble a Optimizar tras probarse que se realizaron operaciones no autorizadas por la ley y multó al ex representante de Optimizar. Durante la audiencia, que este miércoles se transmitió en directo por el sitio web de la Superintendencia, ni Optimizar ni los acreedores formularon recursos contra las decisión de la Delegatura.

Optimizar había sido admitida en reorganización el 15 de febrero pasado con el fin de que saneara sus finanzas y continuara operando para salvar los puestos de trabajo que genera.

Pero ahora, con la orden de liquidación, queda imposibilitada para desarrollar su objeto social, conservando solo su capacidad jurídica para acometer los actos necesarios tendientes a su desaparición.

Sus acreedores deben presentar al liquidador que sea designado pruebas de la existencia de la deuda así como de la cuantía. Por otra parte, desde la fecha los deudores solo pueden pagar sus obligaciones a la liquidación y todo pago hecho a personas distintas resultará ineficaz.

"Mediante este proceso se busca la liquidación pronta y ordenada del patrimonio del deudor”, puntualizó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes.