Orbis quiere celebrar un siglo con $4 billones en ventas

Su presidente, Santiago Piedrahíta, atribuye que el decrecimiento en cifras del 2014 fue por el reenfoque para ir hacia ese objetivo.

Orbis quiere celebrar un siglo con $4 billones en ventas

Archivo particular

Orbis quiere celebrar un siglo con $4 billones en ventas

Empresas
POR:
abril 17 de 2015 - 02:08 a.m.
2015-04-17

En el año 2021 el Grupo Orbis (antes Grupo Mundial) cumplirá un siglo, desde cuando vio la vida en Medellín su primera empresa, la Cacharrería Mundial, y la meta es consolidar una facturación de 4 billones de pesos como regalo para sus accionistas.

Esto significa crecer más del doble con relación a las cifras del año pasado, cuando sus ventas llegaron a 1,87 billones de pesos y sus utilidades a 76.200 millones de pesos, números que significan un decaimiento del 27% y de 13 %, respectivamente.

Sin embargo, el presidente de Orbis, Santiago Piedrahíta, explicó que en el resultado jugó el mal momento de sus operaciones en Venezuela por los avatares del bolívar, debido a la modificación en las reglas de la tasa de cambio –este país representa el 11% del negocio total del conglomerado–, pero sobre todo el reenfoque del negocio de comercio, con el que nació el grupo, como preparación para lograr los objetivos trazados para los próximos seis años. Ese movimiento, iniciado a mediados del 2014, consistió en abandonar las líneas de distribución de eléctricos, papelería y productos para el hogar, que representaban el 53 por ciento, con el fin de concentrarse en ferretería, decoración, remodelación y construcción.

Según Piedrahíta, en las áreas que no se vieron afectadas por estos dos factores, crecieron 10%.

“La intención es convertirnos en el mejor y más grande distribuidor ferretero en Colombia”, recalcó, a la vez que dijo que dentro de este negocio, buscan aumentar su cobertura en un 30 % para llegar mejor a unos 13.000 ferreterías y depósitos de construcción.

“Esos cuatro billones de pesos los vamos a lograr a partir del crecimiento orgánico de nuestros negocios ya depurados, de la innovación y de adquisiciones, no solo en los negocios donde hoy estamos, sino en otros que puedan surgir dentro de nuestro foco de brindar soluciones para mejorar el hábitat”, añadió.

Específicamente, Orbis está explorando tener una mayor participación en la producción de aditivos, sellantes e impermeabilizantes. El otro esfuerzo grande será en profundizar su presencia en México, Brasil y Perú, donde ve buenas perspectivas, sobre todo en el campo de las pinturas y planea abrir 100 tiendas más de Pintacasa, de las cuales ya posee 277 en toda América Latina, entre otras acciones.

Por lo pronto, es claro que el 2015 se centrará en crecimiento orgánico e innovación, con inversiones por 31 millones de dólares.

Adicionalmente, la organización tiene recursos con los cuales apalancaría cualquier compra, en caso de ver oportunidades. Esto gracias a su bajo endeudamiento y a unos 50 millones de dólares que le quedaron tras varias desinversiones que hizo en el 2014. Piedrahíta pronostica que en el 2016 se verán de modo más contundente los resultados de la reingeniería que hicieron.

MÁS AFECTADOS POR IMPUESTOS QUE POR EL DÓLAR 

Las operaciones en 15 países y sus exportaciones, que llegan a unos 27 países, representan hoy el 47% de los ingresos de Orbis, pero el plan es que al 2021 suban al 60 por ciento, según Piedrahíta.

Gracias a esto, el grupo ha sorteado la influencia de la fluctuación del dólar en su operación, teniendo en cuenta que importa el 30 por ciento de sus materias primas. “Nuestro desafío es mantener la utilidad neta, que se ha visto impactada, por ejemplo, por aspectos como la reforma fiscal, que nos castigó en 13.500 millones de pesos en impuestos (8.100 por el impuesto a la riqueza y 5.400 por sobretasa del Cree)”, dijo Piedrahíta. Su otra gran preocupación es el costo de los fletes.