Ordenan inmovilizar vehículos que ofrezcan servicios de Uber

La medida es de obligatorio cumplimiento para las autoridades de tránsito.

La plataforma funciona en Bogotá, Cali y Medellín. 20 por ciento del valor de la carrera es lo que le cobra Uber a los conductor

Archivo particular

La plataforma funciona en Bogotá, Cali y Medellín. 20 por ciento del valor de la carrera es lo que le cobra Uber a los conductor

Empresas
POR:
enero 06 de 2015 - 10:34 p.m.
2015-01-06

En una nueva batalla contra el transporte informal y pirata, la Superintendencia de Transporte les ordenó a las autoridades de tránsito y transporte del país aplicar las medidas tendientes a la inmovilización de vehículos de servicio particular y público que presenten servicio no autorizado a través de la plataforma Uber.

La solicitud se hizo a través de una circular que el ente de control y vigilancia calificó de “obligatorio cumplimiento y que su inobservancia dará lugar a acciones administrativas”. (Lea cómo ha sido 'el paso' de Uber en Colombia)

Adicionalmente, la Supertransporte les exigió a las secretarías de tránsito y movilidad del orden municipal y metropolitano inmovilizar los vehículos que estén transportando pasajeros en una modalidad distinta para la que fueron autorizados. En otras palabras, el ente de control pide frenar que algunos carros particulares y vehículos blancos o de transporte especial sigan operando como taxis. (Este fue el balance del primer año de Uber en Colombia según su presidente)

La orden se da luego de que en julio del año pasado el Ministerio de Transporte les solicitara a estas entidades locales su obligación de ejercer control permanente al servicio irregular o ilegal de transporte, tras la aparición desbordada de aplicaciones de celular que ofrecen servicios de transporte VIP o colectivo.

En ese momento, la ministra de Transporte, Natalia Abello, les advirtió a los conductores que ofrecen servicios de transporte a través de plataforma tecnológicas que “si van a ofrecer un servicio de taxi, el vehículo y la licencia debe tener la habilitación para esa modalidad. Lo que no se puede permitir es habilitarse para el servicio especial (para transporte escolar, empresarial o turístico) y pretender ofrecer un servicio individual tipo taxi”.

Agregó que “la contratación y operación de los vehículos vinculados al servicio público de transporte, es responsabilidad directa de la empresa legalmente constituida y habilitada, por esta razón dicha responsabilidad no puede ser cedida a un tercero a través de la utilización de plataformas tecnológicas”, dijo la jefe de la cartera de transporte.

El anuncio del Ministerio de Transporte de calificar de ilegales las aplicaciones que no pertenezcan a empresas de transporte afecta no solo a Uber y UberX. En Colombia hay más de una docena de ‘apps’ que ofrecen servicios de taxi como Tappsi, EasyTaxi, SmartTaxi y transporte puerta a puerta o compartido como Movip, Tripda, Mi Águila, Fuímonos y Partem.

Desde el 29 de diciembre pasado, Uber empezó a operar en Cartagena. La compañía anunció que lo hará de manera temporal hasta el 15 de enero. Este destino se suma a Bogotá, Cali y Medellín, en donde presenta servicios de manera permanente a través de la modalidad Uber (con vehículos blancos), UberX (con carros particulares) y UberVan.

LOS ‘BLANCOS’ BUSCABAN LA LEGALIZACIÓN

Y aunque el mismo nombre de Uber se ha desgastado en las últimas semanas a nivel internacional y ya ha salido de circulación en países como Holanda, Tailandia y recientemente en España, la firma que tiene representación en 250 ciudades de 50 países, sabía que no sería una tarea fácil dar la lucha jurídica en el país, pero seguirá el flujo natural en Colombia con el fin acogerse a la normativa y constituirse oficialmente en una alternativa en el servicio de movilización exclusiva, con los mismos estándares de calidad que la identifican en los países donde ya opera con óptimos resultados, y lo que es mejor, con clientes satisfechos por la clase del servicio.

Pero por ahora, según las autoridades, la plataforma Uber no cumple con las características de una empresa de servicio público de transporte terrestre automotor especial.